AAFB Cabrer elimina 3 peligrosos pasos a nivel en Binissalem con un puente de 500 metros
Font original: Cabrer elimina 3 peligrosos pasos a nivel en Binissalem con un puente de 500 metros

Cabrer elimina 3 peligrosos pasos a nivel en Binissalem con un puente de 500 metros

Publicat: 21 / jul / 2004  |  Actualitat ferroviària

BINISSALEM.- La consellera de Obras Públicas, Vivienda y Transportes, Mabel Cabrer, inspeccionó ayer in situ las últimas actuaciones realizadas por Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) en el término municipal de Binissalem. Acompañada por el gerente de SFM, Rafael Pons, y el alcalde de Binissalem, Miquel Nadal, recorrieron el paso elevado que conecta el núcleo con las casas del Bornet y enlaza con la carretera que conduce a la estación de tren de Lloseta, así como las dependencias ferroviarias del municipio binissalamer.

Se trata de la primera construcción de estas características que entra en funcionamiento en la presente legislatura y ha sido financiada íntegramente por el Govern previo acuerdo con la autoridad municipal.

El puente, que tiene una longitud aproximada de 500 metros y ha supuesto un importe total de 730.500 euros, ha permitido suprimir a su vez tres pasos a nivel muy próximos al casco urbano en la salida del tren con dirección a Inca.

Según el alcalde, la apertura al tráfico de este vial el pasado mes de marzo ha tenido muy buena acogida entre los vecinos del pueblo que al margen de ver incrementada la seguridad de la intersección con la vía del tren ha animado a muchos de sus usuarios a recuperar la antigua vía de enlace con la localidad vecina de Lloseta evitando así el rodeo al que obligaba la ruta por la carretera general de Inca.

Esta inauguración se enmarca dentro de la política de la Conselleria de Obras Públicas de ir eliminando paulatinamente los pasos a nivel con y sin barrera de la red ferroviaria mediante pasos elevados o subterráneos.

En las próximas semanas le llegará el turno al paso inferior de Sa Cabana en Marratxí, un punto especialmente delicado debido a la gran densidad de tráfico rodado que tradicionalmente ha venido registrando esta antiguo cruce. En trámite de información pública están los pasos del Camí de’n Mayol en Son Rullan (Palma), el de Son Sureda y el de Es Figueral (Marratxí) y los dos puntos en la llegada a Inca: la de Cristo Rei y la supresión del paso nivelado entre los andenes de esta misma estación.

Actuaciones pendientes

Tres son los puntos negros eliminados y tres son los que quedan en Binissalem pendientes de resolución. Sobre éstos, Ayuntamiento de Binissalem y Serveis Ferroviaris de Mallorca ya han mantenido conversaciones, aunque todavía no se han materializado en ningún proyecto definitivo.

Las obras de este primer paso se han acompañado de una serie de actuaciones paralelas para garantizar el acceso a las fincas afectadas por las obras. Entre éstas se cuenta la ejecución de sendos caminos y muros de cierre a ambos márgenes de la vía y la mejora del tramo que une el flanco izquierdo con el paso superior.

Gastos en flores

No obstante, la licencia de fin de obras no ha terminado de convencer a algunos sectores de la parroquia binissalemera. Los Indenpendents, a través de su vocal Pere Pol, se preguntaban ayer donde queda reflejado ese 1% destinado a reparaciones de patrimonio prometido recientemente por el Ejecutivo autonómico en todas aquellas obras viarias de importe superior a los 300.000 euros. También ven con cierto recelo los gastos de mantenimiento que acarrearán la importante superficie de flores plantadas en la cuneta del puente.

La apuesta por garantizar el máximo de seguridad en la línea ferroviaria entra en este caso en contradicción con la potenciación del uso del ferrocarril. Tal como recordaba Nadal ayer, cuatro meses de paso superior han servido para rescatar una antigua vía de comunicación por carretera entre Binissalem y Lloseta cuando la línea recta del raíl, tal y como se observa desde la mencionada atalaya, es la más directa para llegar al municipio vecino.

Tags: