AAFB El Govern cerrará el colegio que tiembla por las obras de soterramiento del tren
Font original: El Govern cerrará el colegio que tiembla por las obras de soterramiento del tren

El Govern cerrará el colegio que tiembla por las obras de soterramiento del tren

Publicat: 31 / gen / 2006  |  Actualitat ferroviària

JUAN RIERA ROCA

PALMA.- Tras un intenso fin de semana de análisis de los informes técnicos solicitados, la Conselleria de Educación ha llegado a la conclusión de que merece la pena cerrar el Colegio Santa Isabel para reforzar su estructura, y ello pese a que no existe peligro real e inminente de derrumbe.

Esta certeza no es óbice para que desde Educación se prefiera acometer las obras de refuerzo de la estructura, que se espera que estén acabadas mucho antes del inicio del curso 2007-2007. Entre tanto habrá que reubicar a los niños en otros colegios. Estos días hay clase en el Santa Isabel.

Esta decisión fue tomada ayer por la mañana por el equipo del director general de Planificación y Centros, Rafael Bosch, tras examinar los informes técnicos, el principal de los cuales es un avance del estudio solicitado al Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja.

Este prestigioso centro, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) entregará la semana que viene un informe detallado y exhaustivo, pero los datos preliminares parecen señalar ya que la mejor de las decisiones es proceder al refuerzo del edificio.

Esta decisión depende aún de la reunión que tendrá lugar esta tarde entre representantes de la Conselleria de Obras Públicas y el consejo escolar del centro, en la que se hablará de las posibles relaciones de los dos temblores que ha registrado el centro y el soterramiento de las vías del tren.

En cualquier caso y la espera de la reunión de esta tarde, Rafael Bosch, director general de Planificación y Centros de la Conselleria de Educación, se manifestaba ayer partidario de la decisión del cierre temporal del centro para la realización de las obras de refuerzo de la estructura.

«El centro -decía ayer Bosch- está seguro, prueba de lo cual es que estos días se han venido desarrollando las clases con normalidad, pero tras los dos temblores y el informe preliminar del Instituto Eduardo Torroja, parece que lo más aconsejable es reforzar la estructura.

Dos incidentes

«No es que el colegio esté en mal estado -añadía Rafael Bosch- es que se trata de un edificio de los años 40 y hace 60 años los niveles de seguridad no eran los mismos. Por eso parece aconsejable realizar el reforzamiento de la estructura que aconseja el informe técnico».

El pasado miércoles, por segunda vez en menos de dos meses las paredes y el suelo del colegio Santa Isabel de Palma se volvieron a estremecerse ayer. Apenas 60 días después de que unos temblores obligasen a desalojar a los 325 alumnos de sus aulas, la nueva sacudida obligó a la evacuación.

El abanico de hipótesis desplegado en el primer temblor del pasado mes de noviembre se esfumó ayer por completo. Una máquina compactadora del terreno, por las obras de soterramiento del tren, fue la responsable, o al menos el sospechoso más probable de los temblores.

Mientras la pesada máquina estaba arrastrando un pesado rodillo, la vibración se extendía al colegio. Es por ello que los padres vinculan el problema de forma directa con las obras de soterramiento de las vías del tren y exigen una serie de medidas de control de éstas para no abandonar el centro.

Estas medidas van desde la realización de exámenes diarias del centro y la colocación de los resultados en el tablón de anuncios al cese de obras que pudieran ocasionar vibraciones durante el periodo escolar, es decir, desde las 8 de la mañana a concluidas las actividades extraescolares.

Caso de que ello no sea posible los padres exigen que los alumnos sean trasladados en su totalidad a un centro donde puedan mantener las mismas actividades que en el Santa Isabel sin necesidad de dispersar a los alumnos a otros centros. Esta reivindicación es de muy poco probable aplicación.

Tags: