AAFB El Govern hereda en transportes un agujero financiero de 47 millones
Font original: El Govern hereda en transportes un agujero financiero de 47 millones

El Govern hereda en transportes un agujero financiero de 47 millones

Publicat: 7 / ago / 2007  |  Actualitat ferroviària

MARIO MORALES. PALMA.

El conseller de Movilidad y Ordenación del Territorio, Gabriel Vicens, denunció ayer que su departamento ha heredado "una deuda muy elevada, de unos 500 millones de euros, y también un agujero presupuestario de más de 45 millones de euros, que hemos de asumir y responder plenamente. Es una cosa que asumimos y lo iremos arreglando mediante soluciones apropiadas".

Vicens precisó que la desviación presupuestaria corresponde al transporte ferroviario y al metro y se debe a una liquidación de obras pendientes por valor de 33 millones de euros y un déficit de tesorería que asciende a 14,5 millones de euros, lo que suma exactamente 47,5 millones. La deuda a la que hacía referencia totaliza 490 millones de euros y el año del pago final es 2027.

Gabriel Vicens hizo estas declaraciones tras la visita realizada la estación intermodal de Palma, junto al president del Govern Francesc Antich. Ambos destacaron su firme voluntad de apostar por el transporte público y anunciaron que durante esta legislatura van a ampliar la línea férrea hasta Alcúdia y Artà.

Del mismo modo, el president Antich dejó claro que "hay que descartar" que se prolongue hasta Alcúdia la autopista Palma-sa Pobla. "No es nuestro modelo", agregó Vicens.

"Con calma se mirará si para 2008 se puede hacer con presupuestos propios. Estamos trabajando en una serie de nuevas líneas y servicios que hemos puesto en el presupuesto de 2007 y se hacen esfuerzos para el de 2008", dijeron.


Extensión del ferrocarril

La línea férrea desde sa Pobla a Alcúdia "es la más sencilla y se podría comenzar en 2007 o 2008, más un proyecto de doble vía en las línea de sa pobla y Manacor, que permitirá aumentar las frecuencias", informó el conseller.

Además, será necesario realizar un soterramiento de vías en Manacor, y desde allí se extenderá la línea hacia Artà. El president Antich se refirió expresamente a este trayecto, indicando que se harán esfuerzos para que el tren llegue a zonas turísticas del norte, como Cala Rajada.

Para acometer estas importantes obras públicas se requerirá un gran montante presupuestario y. en este sentido, el jefe del Ejecutivo dijo que "en septiembre hablaremos con Madrid, dentro de la comisión mixta de financiación que se deriva del Estatuto de Autonomía, y una de las cuestiones que deberemos abordar es sobre un posible convenio en materia ferroviaria. Se ha de desarrollar la financiación acordada en el nuevo Estatuto y para el primer semestre de 2008 se podrá firmar un convenio ferroviario con el Estado".

El PP emitió ayer un comunicado por el que niega que exista un agujero económico de 500 millones de euros -cifra de la que se hacían eco ayer algunos medios de comunicación-, y admitió que la cifra corresponde al endeudamiento, que "está amparado por todos los instrumentos legales, así como también cuenta con la aprobación del Consell de Govern y ratificada por órganos tales como el Tribunal de Cuentas y la Sindicatura de Comptes y fiscalizada adecuadamente por la intervención general", según dijo la ex consellera de Transportes Mabel Cabrer. Parte de esta deuda fue contraída durante el anterior Pacte de Progrés, añadió Cabrer, y acusó a Antich de "haber engañado durante cuatro años a los ciudadanos prometiendo un convenio ferroviario que todavía no ha concretado". En cuanto a los 47,5 millones del agujero denunciado por Vicens, "responden a liquidaciones pendientes de los contratos de obras que están en ejecución" y que se lo comunicó "con total lealtad" en el traspaso de poderes.