AAFB El choque de dos convoyes del Tren de Sóller en el interior de un túnel se salda con 4 heridos leves entre los 530 pasajeros
Font original: El choque de dos convoyes del Tren de Sóller en el interior de un túnel se salda con 4 heridos leves entre los 530 pasajeros

El choque de dos convoyes del Tren de Sóller en el interior de un túnel se salda con 4 heridos leves entre los 530 pasajeros

Publicat: 25 / jun / 2005  |  Actualitat ferroviària

GABRIEL MERCÈ

SÓLLER.- La escasa velocidad a la que circulaban los dos convoyes del Ferrocarril de Sóller que chocaron ayer en el interior del túnel número 5 de su recorrido evitó el desastre. Sólo cuatro de las 530 personas implicadas en el accidente ferroviario tuvieron que ser evacuadas a un centro hospitalario con molestias leves en espalda y piernas, por lo que la dirección del Ferrocarril ha restado importancia al siniestro.

Todo apunta a que el accidente se debió a un error humano, aunque no puede descartarse un fallo técnico. Eran las 16,15 horas cuando el convoy que se dirigía hacia Sóller pasó sin detenerse por el Mirador del Pujol d’en Banya, punto en el que hace menos de un mes el presidente del Govern Balear, Jaume Matas, se apeó del tren para anunciar una nueva concesión de 50 años para la compañía ferroviaria.

Algunos pasajeros del convoy ordinario explicaron que el tren redujo su velocidad, pero no se paró, tal y como debería de haber hecho para dejar paso al tren que venía en dirección contraria, un servicio turístico especial con 330 pasajeros y que, en aquél momento, se encontraría a unos 700 metros de distancia.

En este punto de la vertiente del Teix el Ferrocarril dispone de un cruce de raíles que permite una mayor agilidad en el paso de convoyes. En muchas ocasiones, los pasajeros aprovechan el tiempo de espera para bajar de los vagones y disfrutar de la vista sobre el valle de Sóller.

El choque frontal tuvo lugar algunos minutos después, en el interior del túnel número 5, de unos 300 metros de longitud y forma curva. Fuentes del Ferrocarril indicaron que ambos convoyes debían estar circulando a unos 15 kilómetros por hora en aquel instante. Tras el accidente los pasajeros fueron evacuados por las bocas del túnel. El tren ordinario quedó en el interior de la galería, mientras que el que había salido desde Sóller sólo tenía tres vagones en la oscuridad del túnel.

Los cuatro contusionados, con el resto del pasaje del tren ordinario, retrocedieron a pie hasta el Mirador del Pujol d’en Banya. Desde allí un nutrido grupo se atrevió a bajar a pie por un sendero de montaña hasta Sóller, mientras que unas setenta personas -entre ancianos, niños y heridos- esperaron a los efectivos de rescate.

Traslado de heridos

Los 330 pasajeros del otro convoy fueron desplazados nuevamente hacia Sóller con un automotor que se desplazó desde la estación y remolcó a los vagones siniestrados, que no presentaban daños de consideración. Los heridos fueron finalmente trasladados, dos horas después del accidente, hacia el camino del Pujol d’en Banya con un vehículo todoterreno de los bomberos del Consell de Mallorca, que atravesó el túnel número 6, y desde allí con taxis y vehículos policiales hacia Sóller. El resto del pasaje realizó el recorrido por el interior del túnel a pie, acompañados con pilas por efectivos de la Policía Local, Bomberos, Protección Civil, Guardia Civil, personal del Centro de Salud de Sóller y personal del Ferrocarril.

La Conselleria de Transports anunció tres horas después del accidente la apertura de un expediente informativo con el fin de esclarecer las causas que motivaron el choque frontal.

Tags: