AAFB El tren Palma-Sa Pobla cambiará 110 kilómetros de vía para evitar los ruidos y la inseguridad
Font original: El tren Palma-Sa Pobla cambiará 110 kilómetros de vía para evitar los ruidos y la inseguridad

El tren Palma-Sa Pobla cambiará 110 kilómetros de vía para evitar los ruidos y la inseguridad

Publicat: 15 / set / 2004  |  Actualitat ferroviària

JOAN ESTRANY

PALMA.- Once meses de trabajo de ’luna a luna’ es lo que invertirán los sesenta operarios de Obras Públicos y Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) en renovar el trazado de la línea férrea Palma-Sa Pobla con 110 kilómetros de vía nueva. Desde anoche y hasta prácticamente finales del verano de 2005 miles de nuevos ’cupones’ de hierro de 72 metros de longitud sustituirán a las antiguas barras deterioradas que han soportado el paso del ferrocarril durante las dos últimas décadas.

El montante final de la inversión que incluye también una serie de mejoras a nivel de desvíos, dotación de vías muertas y dobles, y reducción de las vibraciones a su paso por casco urbano asciende a 17.415.000 euros. Con estos cambios la Conselleria de Obras Públicas busca adaptar y preparar la infraestructura de raíles y traviesas para una mayor frecuencia de trenes, proporcionar un mejor confort al viajero al reducir algunos traqueteos molestos y, en definitiva, proporcionar una mayor seguridad al servicio.

Las obras se han iniciado esta misma semana en la estación de Son Rullán en horario nocturno, de 12 de la noche a 5.30 de la madrugada, coincidiendo justo con las horas en las que el servicio no está operativo. De este modo se busca no interferir en el funcionamiento regular de la línea.

Indirectamente la reposición de vías se verá ’salpicada’ por las obras de soterramiento de la estación de Palma que, a partir del próximo año, convertirán la parada de Son Fuster provisionalmente en la Estación Terminal de la capital.

Esta actuación obligará a ampliar en cinco vías más el actual parque ferroviario de la vecina estación de Son Rullán, la última antes de llegar a Palma. En Inca, la ’playa’ de vías se verá también mejorada con un nuevo carril.

La creación de vías muertas en las estaciones de Santa Maria, Marratxí y Binissalem es otro de los apartados de la reforma con vistas al incremento que experimentará el tráfico entre enero y junio de 2005 con la llegada escalonada de 10 nuevos vagones.

Fibra óptica

La sustitución de las vías suprimirá buena parte de las vibraciones ocasionadas por el paso del convoy en aquellos tramos que discurren muy próximos a zonas residenciales. Para reducir estas molestias se colocarán mantas elásticas o mantas de bajo balasto.

En el tramo de Inca-Sa Pobla está previsto proyectar una red de comunicación de fibra óptica entre la capital del Raiguer y la estación Enllaç desde donde se reparte el tráfico hacia Sa Pobla y Manacor.

El mayor peso de la nueva vía (54 kilogramos por metro frente a los 45 de la antigua) conferirá una mayor estabilidad al servicio eliminando molestos vaivenes y revertiendo en beneficio de los usuarios.

La consellera de Obras Públicas, Mabel Cabrer, el director general de dicho departamento, Carlos Jover, y el gerente del SFM, Rafael Pons, convocaron ayer a los medios de comunicación en el apeadero de Son Fuster para dar a conocer este nuevo plan de adecuación y rehabilitación de los tramos Palma-Inca e Inca-Sa Pobla. La reunión sirvió para mostrar a los medios una exhibición manual de la sustitución de un pequeño tramo de vía. En la práctica no resultará tan sencillo ya que será necesario echar mano a maquinaria de gran precisión para poder desplazar y enderezar en fila india estas barras de más de 70 metros.

Las nuevas vías reemplazarán aquellas que presentan irregularidades de alineación a causa del uso y de la dilatación del metal.

Tags: