AAFB El tren volverá a parar en Sant Joan treinta años después

El tren volverá a parar en Sant Joan treinta años después

Publicat: 1 / set / 2004  |  Actualitat ferroviària

JOAN ESTRANY. SANT JOAN.- Casi treinta años después de que el Tren de Manacor hiciera su última parada en el apeadero de las afueras de Sant Joan, la población del municipio del Pla prepara su reencuentro con un transporte que pasó de largo dirección Petra en su nueva puesta de largo del año pasado.

El pasado mes de marzo el SFM (Serveis Ferroviaris de Mallorca) licitaba por valor de 1.279.429 euros la rehabilitación de la antigua estación de tren de Sant Joan situada 2,5 kilómetros del municipio en cuestión. El SFM establecía un período de tres meses para la redacción del proyecto y otros nueve para la ejecución del mismo.

Desde hace varias semanas dos hormigoneras y una excavadora están adecuando la plataforma de lo que va a ser el nuevo andén del apeadero situado en medio de un descampado a mitad de camino entre Sineu y las canteras de Son Tey entrando ya en el término de Petra.

El azar ha querido que las obras coincidieran en tiempo y espacio con las del fortalecimiento de los taludes que está apunto de concluir.

Ocho actuaciones y una vía

Algo más atrasada, que los siete tramos donde la Conselleria de Obras Públicas tiene trabajando a 200 empleados, el SFM todavía no ha desvelado si la parada en Sant Joan será operativa una vez se restablezca el servicio con Manacor en unas semanas.

El hecho es que las obras de la vieja estación corren directamente a cargo del SFM y no de la conselleria de Obras Públicas. El propio director de las obras de afianzamiento de emergencia, Alejandro Asensi, reconocía a este periódico desconocer por completo el motivo y la situación actual de unas obras que se realizan a pocos kilómetros de los siete puntos negros que subsana el Govern.

Cabe esperar que esta pequeña actuación, la octava en el cómputo global del eje Sineu-Manacor, no retrase la puesta en funcionamiento del servicio. De hecho fuentes de la conselleria han apuntado que esta operación no se ha incluido en el plan de emergencia precisamente para acelerar al máximo la comunicación por vía con la capital del Llevant.

La forja de hierro, las obras de drenaje y el puente subterráneo del renovado andén de Sant Joan distan bastante de estar acabados antes del quince de septiembre, más si tenemos en cuenta que sólo trabajan dos personas frente a las decenas que se reparten los otros siete puntos de obras.

Si el tren se reabre dentro de la primera quincena del mes siguiente según lo establecido la plataforma quedaría a medio hacer y obligaría al personal trabajar por las noches para dejar la parada en condiciones en el menor tiempo posible.
Mucho más compleja y peliaguda se presenta la restauración del edificio de la estación y sobre todo su mantenimiento. El enésimo escollo con el que una vez más se cruza el tren de Manacor reside en el hecho de que el apeadero de Sant Joan se encuentra irónicamente en el término municipal de Sineu. Motivo que obligaría a la firma de un convenio entre ambas localidades para establecer responsabilidades y derechos sobre el mantenimiento del edificio.

Convenio con Sineu

En declaraciones a EL MUNDO/ El Día de Baleares, el alcalde de Sant Joan, Joan Matas, anunciaba que solicitará una entrevista con el SFM para conocer el estado actual de las obras y abrir las conversaciones sobre cómo se abordará la reforma de la pequeña estación y el parking anexo que se habilitará. Matas, menos optimista que otros, cree que hasta el verano de 2005 no se podría materializar el uso regular de la decimoséptima parada de la línea Palma-Manacor.

Con la adecuación de este centenar de metros de vía son casi seis los kilómetros totales de trayecto que en el último medio año se han revisado. La mayor parte del itinerario (700 metros) se localizan en los tres puntos negros de la cantera de Son Tey donde el pasado 13 de marzo descarrilaba el tren que desde entonces mantiene interrumpido el servicio.

A falta de confirmación por parte del SFM todos los pronósticos son desfavorables para que los pasajeros de Sant Joan puedan subirse al tren coincidiendo con motivo de su tercera inauguración. Tendrán que esperar todavía unos meses para que a la cuarta vaya la vencida esperemos sin mayores incidentes colaterales.

Tags: