AAFB Inca estrena el paso subterráneo de la Avenida Germanies que ha costado 1,9 millones de E
Font original: Inca estrena el paso subterráneo de la Avenida Germanies que ha costado 1,9 millones de E

Inca estrena el paso subterráneo de la Avenida Germanies que ha costado 1,9 millones de E

Publicat: 14 / mar / 2006  |  Actualitat ferroviària

GABRIELA CORRAZO

INCA.- El barrio de Crist Rei ha dejado desde ayer de estar dividido por las vías del tren. La inauguración del esperado paso subterráneo -de ello dieron fe los numerosos vecinos que se acercaron al estreno- ha supuesto la supresión de dos pasos a nivel que suponían un riesgo para los ciudadanos. Acudieron a la cita la consellera de Obras Públicas, Mabel Cabrer, cartera responsable de las obras, y el alcalde de Inca, Pere Rotger, quien reconoció que había en la zona un «problema endémico» que causaba dificultades en la circulación y dividía la ciudad en dos.

El soterramiento de los pasos -que ha costado casi 2 millones de euros-, resuelve, por un lado, los problemas de tránsito y por otro mejora la seguridad, dijo Rotger.

Por su parte, Cabrer, destacó que esta obra hará accesible y compatible la intermodalidad (tren y vehículos rodados), cuando se estrene el aparcamiento de la plaza Antoni Mateu el próximo mes.

En cuanto al soterramiento del tren, Pere Rotger manifestó que ni él ni la consellera Cabrer renuncian al proyecto si hay financiación. «No sabemos cuándo será posible... pero lucharemos tanto la consellera como yo por los convenios que lo hagan posible», (sic) afirmó el alcalde, quien además destacó que el paso de Crist Rei es completamente compatible con un soterramiento futuro.

Integración tarifaria

Así, donde hoy está la vía del tren se habilitaría una zona verde y de ocio. Mientras que el paso del tren está proyectado 12 metros por debajo del actual soterramiento.

Los vecinos han pedido al alcalde seguridad para el paso soterrado de peatones. A esta inquietud, Rotger ha dicho que se dará una solución inmediata mediante la colocación de cámaras de vigilancia y dos guardias de seguridad a cargo de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM). Habrá cámaras también en la parada de Taxis. Mediante monitores se visualizarán todos los pasos y si hay incidentes el guarda informará o saldrá él mismo, apuntó Rotger. También para aumentar la seguridad, el Consistorio, pedirá la instalación de una verja para cerrar el paso de la estación cuando haya pasado el último tren y que se abrirá con el primero de la mañana.

Cabrer aprovechó la visita para anunciar que en dos meses comenzará el cerramiento de las principales estaciones para iniciar integración tarifaria. De este modo, se pone en marcha el billete único mediante máquinas expendedoras. Esta modalidad se instalará en Manacor, Marratxí, Sa Pobla, Inca y en Palma mediante un sistema de pantalla. La instalación de las máquinas expendedoras de billetes no supondrá reducción de plantillas, aseguró.

Tags: