AAFB La caja negra revela que el maquinista del tren accidentado en Manacor frenó tarde
Font original: http://www.diariodemallorca.es/secc...

La caja negra revela que el maquinista del tren accidentado en Manacor frenó tarde

Publicat: 11 / abr / 2008  |  Actualitat ferroviària

MIGUEL MANSO. PALMA.

La caja negra del tren accidentado el pasado 31 de marzo en la estación de Manacor revela que el maquinista pulsó el freno cuando sólo restaban cinco segundos y 20 metros para impactar contra el tope de la vía. El conseller de Movilidad, Gabriel Vicens, hizo pública ayer tarde la información contenida en el dispositivo donde se registra la actividad del instrumental y las conversaciones de cabina.
De su análisis se deduce que el convoy circulaba a 90 kilómetros por hora cuando se aproximaba a la estación. Al acercarse al andén, la velocidad se reduce a 30 kilómetros por hora. Hasta ese momento, el desarrollo de la marcha es correcto. La situación anormal se produce a 270 metros del final de la vía y a sólo 30 segundos para el impacto. En ese instante todavía no se ha presionado el inversor de marcha que detiene el tren. La frenada se registra a cinco segundos del choque, un tiempo insuficiente para impedir el siniestro, alegó Gabriel Vicens. En el momento de la colisión, la locomotora y los cinco vagones se deslizaban a unos 16 o 17 kilómetros por hora. "Los datos aportados por la caja negra han sido corroborados por sus fabricantes y por los constructores de la locomotora", agregó.

Amplia experiencia

"Aunque es cierto que las vías estaban mojadas, todo indica que el maquinista no aplicó el freno a tiempo", interpretó el conseller de Movilidad. A continuación, rompió una lanza en favor del conductor. "Tiene una amplia experiencia y nunca se ha visto envuelto en problemas", aclaró. Aunque se ha procedido a abrir un expediente informativo y la policía ha imputado al maquinista por una imprudencia con resultado de lesiones, este profesional continúa trabajando, confirmó Vicens.
Antes de comparecer ante la prensa, el responsable de Movilidad telefoneó a la única persona que todavía se encuentra en reposo después del siniestro para detallarle los resultados del análisis de la caja negra. El damnificado sufre "posibles fisuras en una de las vértebras", especificó.
El conseller alabó la seguridad del transporte ferroviario. "En los últimos veinte años los pasajeros no han sufrido accidentes graves", reiteró. Las unidades afectadas por el impacto se están reparando en los talleres de la empresa Serveis Ferroviaris de Mallorca.