JPEG - 21 kB
Estado de las obras en la última trinchera (muy cerca del polígono de Manacor), ayer por la mañana.

Las obras de mejora del trazado cumplen los plazos del Govern

Publicat: 25 / ago / 2004  |  Actualitat ferroviària

Los operarios contratados por Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) han entrado en el municipio de Manacor. La última trinchera, la T-17, aproximadamente a un kilómetro y medio de la estación, es desde hace un par de días objeto de notable consolidación. En conjunto, el tramo de vía férrea comprendido entre Sineu y la capital del Llevant ocupa en estos momentos a 200 trabajadores, que proceden a las múltiples mejoras a un ritmo muy acelerado, a toda máquina. Tanto es así que cumplen con los plazos de la conselleria de Obras Públicas y Transportes del Govern.

La fecha prevista para la reapertura es el día 15 de septiembre, si bien el ritmo que se experimenta puede anticipar la reivindicada vuelta a la normalidad del servicio. En este sentido, cabe recordar que Sineu volvió a acoger el tren unos doce días antes de lo anunciado inicialmente, el pasado día 18 de junio.

Pedro Martín, jefe de los trabajos que se están llevando a cabo, informó ayer que las obras que se ejecutan en la última trinchera (junto al puente de la carretera Palma-Manacor, la popular C-715, a la altura del desvío hacia Petra y muy cerca del polígono industrial de Manacor) se basan en una consolidación de los taludes (para evitar desprendimientos, como el ocurrido el 13 de marzo cerca de Petra y que provocó el cierre del trazado) y el revestimiento de pared seca de los laterales procurando, en palabras del Govern, una adecuación paisajística y de respeto a la tradición arquitectónica mallorquina.
Martín detalló que los 200 obreros se reparten en seis trincheras del tramo entre Sineu y Manacor. La empresa pública SFM, adscrita a la Conselleria, maneja un presupuesto muy elevado, y la consellera Mabel Cabrer ha repetido en numerosas ocasiones que la reapertura y potenciación de la línea en cuestión es una "prioridad absoluta".

JPEG - 21 kB
Estado de las obras en la última trinchera (muy cerca del polígono de Manacor), ayer por la mañana.

Según fuentes consultadas, durante el desarrollo de las obras de ’remodelación’ del trayecto se ha sucedido más de un desplome de taludes, sin consecuencias graves.
La suspensión del servicio obtuvo como respuesta el descuento del billete de autobuses para los afectados directos. No obstante, vecinos de pueblos vecinos, como Vilafranca o Sant Llorenç, denunciaron la "injusticia" de tener que pagar muchos más euros que los pasajeros de Manacor.

La construcción de muros de mampostería y sistemas de drenaje son las principales intervenciones de un proyecto que modifica el diseño original que desde su estreno suscitó inquietud por temblores.

JPEG - 18.4 kB
En Petra también llama la atención el ritmo de trabajo.
Tags: