AAFB Los técnicos de SFM analizan la caja negra del tren descarrilado en Manacor

Los técnicos de SFM analizan la caja negra del tren descarrilado en Manacor

Publicat: 2 / abr / 2008  |  Actualitat ferroviària

X. PERIS / V. EZA. PALMA. Los técnicos de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) proseguían ayer las gestiones para tratar de determinar las causas que provocaron el accidente del convoy en la estación de Manacor, que se saldó con once personas afectadas. Todos los heridos habían recibido el alta ayer salvo un joven que sufría una lesión en una vértebra y que permanecía ingresado en Son Dureta.
Fuentes de la empresa ferroviaria explicaron que en cuanto se produjo el siniestro se abrió un expediente informativo, cuyo objetivo es determinar con exactitud qué falló para que el tren no frenara a tiempo y se estampara contra el tope de la estación, lo que provocó que uno de los vagones descarrilara.

Los trenes de SFM cuentan con una "caja negra", un dispositivo en el que quedan grabados todas las actuaciones realizadas por el maquinista, una herramienta que se espera pueda ser definitiva para dilucidar las circunstancias que rodearon el siniestro.
El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) solicitó ayer un exhaustivo estudio sobre el funcionamiento de los elementos de seguridad del tren, como los sistemas antideslizamiento o las balizas de freno, "fundamentales con las condiciones existentes en el momento del accidente, con lluvia, barro y grasa acumulada en el carril". El sindicato hizo pública su confianza en el maquinista, por su dilatada experiencia y expediente profesional.

De las once personas que, según la Policía, resultaron heridas en el accidente, sólo requirieron asistencia médica nueve. Y de ellas, ocho recibieron el alta médica a lo largo del mismo lunes. Ayer sólo permanecía hospitalizado un hombre de 31 años, Joan Josep B.D., que fue trasladado a Son Dureta con una lesión en una vértebra. Fuentes del hospital palmesano apuntaron que deberá permanecer ingresado varios días.

El conseller de Mobilitat, Gabriel Vicens, dijo ayer que "tenemos problemas porque los trenes van muy llenos" y porque la "maquinaria es muy vieja", puesto que, según el conseller, "no se ha invertido dinero en los últimos cuatro años en mejorarla". El conseller insistió en que el transporte público funciona, pero "hay que darle calidad y para ello son necesarias las inversiones". Por ello dijo que exigirían "con mucha firmeza" al Gobierno de Zapatero que cumplieran sus promesas en este sentido.
Mabel Cabrer, consellera de Obras Públicas en la legislatura anterior, negó de forma tajante las acusaciones de Vicens. "No es cierto que la maquinaria sea vieja ni que no se hicieran inversiones", dijo. "El Govern del PP invirtió veinte millones de euros en la compra de diez unidades dobles y sacó por contrato el mantenimiento de toda la línea férrea, una partida que este año no se ha aprobado".

Tags: