AAFB Los usuarios dan el ’aprobado’ al tren Sineu-Manacor pero piden precios más baratos y una mejor información
Font original: Los usuarios dan el ’aprobado’ al tren Sineu-Manacor pero piden precios más baratos y una mejor información

Los usuarios dan el ’aprobado’ al tren Sineu-Manacor pero piden precios más baratos y una mejor información

Publicat: 11 / set / 2004  |  Actualitat ferroviària

EDUARDO COLOM

MANACOR.- Seguridad, puntualidad y confort: progresa adecuadamente. Información y precios: necesita mejorar. El tren de Manacor, archiconocido repetidor de curso, se enfrentó ayer a la reválida de septiembre con resultado satisfactorio. O al menos eso dijo su profesor más exigente: el gran público, que no faltó a su cita con la reapertura del último y polémico tramo de la línea; el que cubre la ruta Sineu-Manacor.

Un día después de que las autoridades preestrenaran los 21,5 kilómetros de línea ferroviaria que median entre las dos citadas localidades, los usuarios pudieron comprobar la fiabilidad del que ha sido caballo de batalla de los dos últimos gobiernos autonómicos en materia de transporte público: la extensión hasta Manacor del servicio de los Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM) que une Palma con Inca y que además da cobertura a las localidades de Petra y Sineu.

Con la colocación de esta última pieza, el Govern completa la reforma del mecano que el Pacte de Progrès estrenó el día de Reyes de 2003 y que estuvo en funcionamiento hasta que el pasado mes de marzo el convoy sufriera un descarrilamiento a la altura de Son Tey, en las proximidades de Petra.

El accidente ocurrió hace ahora seis meses, durante el transcurso de los cuales parte de la línea ha permanecido cerrada por decisión del Ejecutivo balear que decidió invertir 7 millones de euros para someterla a reforma. Especialmente en el tramo de 5,5 kilómetros que, según los informes de Obras Públicas, presentaba deficiencias.

En junio pasado, la primera fase de la nueva línea (Inca-Sineu) fue reabierta al público y ayer el recorrido quedaba completo devolviendo la vida a la emblemática estación de tren de Manacor.

Uno de los máximos propósitos del tren para el nuevo curso es, lógicamente, la puntualidad. En este sentido, y según el personal de SFM, la mañana de ayer resultó exitosa, ya que los retrasos registrados fueron muy leves y no acarrearon problemas para el pasaje.

’Como prueba del ocho’ de este argumento se puede tomar el testimonio de un matrimonio suizo, Rita y Alois. Estos calificaban el servicio de «muy puntual» tras desplazarse de Palma a Manacor, en el tren que parte de la capital a las 9.55 y llega al núcleo más importante de Llevant a las 11.08, con el objetivo de «conocer la Isla sin tener que coger el coche». Ajena al historial del vagón en el que viajaba, Rita aseguró sentirse «muy segura y tranquila», mientras atraviesa el corazón de Mallorca a una velocidad de 90 kilómetros por hora.

«Más estable que antes»

Más allá de las significaciones políticas del dato, lo cierto es que la aparente seguridad de la nueva infraestructura es lo único que genera consenso entre los viajeros.

La práctica totalidad de los usuarios consultados, que ya eran clientes asiduos del servicio antes de su interrupción, aseguraban ayer sentirse «más seguros» que antes. Como si el convoy estuviera ahora más asentado sobre la vía y se deslizara mejor, sin aquel inquietante «balanceo» de los primeros viajes. Como ejemplo de unanimidad, el de una pareja de hermanas de Manacor que sólo coincide en este aspecto y que, incluso, discrepa en la conveniencia o no de la suspensión de la línea decretada por el Govern.

Sin embargo, el esperado reestreno también despertó quejas entre los clientes. De hecho, algunos, como Mateu Llodrà, vecino de Manacor que ayer bajaba a Palma en el tren de las 11.08 (y que en líneas generales aseguró sentirse «satisfecho por su funcionamiento»), cuestionaban aspectos puntuales como la falta de información en el interior de los vagones, donde los avisos sobre próximas estaciones, itinerarios o conexiones brillaron por su ausencia en parte de los servicios matutinos.

Este hecho, que bien podría ser anecdótico, resulta sin embargo sorprendente, no sólo por el presunto enfoque turístico que la Administración quiere dar a la red ferroviaria de las Islas sino por el hecho de que anteayer, durante la presentación que hizo Mabel Cabrer de cara a la galería mediática, se anunció que todos los trenes contarían con un servicio de megafonía trilingüe (castellano, catalán e inglés) que anunciaría las paradas y la ruta de los convoyes.

Igualmente, los precios fueron motivo de queja de algunos pasajeros, especialmente de los que no disfrutan de descuentos por edad o condición. Por ejemplo, el billete de ida y vuelta entre Palma y Manacor, sin subvenciones, cuesta 6,85 euros.

Tags: