AAFB Los vecinos de Son Oliva y Son Forteza dicen ’no’ al corredor previsto sobre las vías del tren
Font original: Los vecinos de Son Oliva y Son Forteza dicen ’no’ al corredor previsto sobre las vías del tren

Los vecinos de Son Oliva y Son Forteza dicen ’no’ al corredor previsto sobre las vías del tren

Publicat: 16 / set / 2004  |  Actualitat ferroviària

INDALECIO RIBELLES

PALMA.- Definitivamente la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma está gafada. Ninguno de los grandes proyectos urbanísticos que se presentan desde este departamento logran lo mínimo que se le pueden requerir: el consenso de la población afectada.

Pasó a comienzos de año con la elección de Son Espases para la construcción del Son Dureta II; le volvió a ocurrir con la elección de la primera línea del Polígono de Levante para la construcción del Palacio de Congresos y le ha vuelto a suceder ahora, con el diseño del bulevar de Ses Estacions.

Han bastado 24 horas desde la difusión del proyecto que enlazará el nuevo Parc de Ses Estacions con la Vía de Cintura y el regidor Rodrigo de Santos ya ha cosechado el rechazo unánime por parte de todos y cada uno de los barrios afectados: Son Forteza, Hostalets y Son Oliva.

Ayer los portavoces de dos colectivos vecinales afectados expresaron su «no» rotundo al corredor previsto en el proyecto inicial por la saturación de tráfico que supondrá para estos barrios y todos los añadidos posteriores que lo acompañarán: ruidos y malos humos. Algo que ha sentado como un jarro de agua fría en una zona como Son Forteza, un barrio tranquilo de pequeñas plantas bajas, con un máximo de dos alturas, y que tendrá en el nuevo diseño de la calle Jacinto Verdaguer sus avenidas particulares.

Cuatro carriles de circulación, similar a la asfixiante calle Aragón y que absorberá junto a ésta gran parte del tráfico hacia el centro de Palma «situándonos una nuevas avenidas frente a nuestras casas», como señalaba ayer Angeles Famosselle, portavoz de los vecinos de Son Forteza.

Un tráfico asfixiante

Una tranquila barriada a la que la Vía de Cintura de Palma ya dividió en los ochenta en dos, que no cuenta con una sola zona verde en toda su extensión, y a la que el proyecto en superficie de Cort para completar el soterramiento del tendido ferroviario que ahora lo atraviesa, lo sustituirá por cuatro carriles de circulación.

La opinión de los vecinos es unánime y la sintetiza Angeles Fermosselle: «Queremos el paseo que se nos prometió en Jacinto Verdaguer y que sólo pase el transporte público, no los miles de coches que nos quieren meter aquí ahora», señala.

A la asociación de vecinos de Son Forteza, la más afectada por el corredor verde, le cogió ayer por sorpresa el proyecto final que le presentó Rodrigo de Santos: había sufrido numerosas modificaciones frente al anteproyecto inicial donde sólo se preveía un vial en vez de los cuatro ahora previstos en Jacinto Verdaguer.

A ello se une otro dato que ha soliviantado al vecindario: la rotonda final prevista en Son Oliva para el enlace con la Vía de Cintura en la interconexión de la calle Tomás de Villanueva y Cortés y Jacinto Verdaguer.

«Frente a un colegio público nos han colocado una rotonda donde desembocarán miles de coches procedentes de la vía de circunvalación de Palma, algo imposible de aceptar», señala por su parte Concepción Martínez, portavoz de los vecinos de Son Oliva. En principio esta rotonda no estaba prevista en el plan inicial del proyecto donde se barajó la opción de hacer una entrada directa desde la Vía de Cintura a Jacinto Verdaguer.

Tags: