AAFB Obras Públicas rematará las obras del tren después de su reapertura

Obras Públicas rematará las obras del tren después de su reapertura

Publicat: 1 / set / 2004  |  Actualitat ferroviària

JOAN ESTRANY. SINEU.- La antigua carretera Sineu-Petra ha recuperado en los últimas semanas su finalidad: albergar tráfico. A intervalos de dos minutos, como si de una contrareloj de vehículos pesados se tratara, el goteo de remolques cargados de escombros y pinos han resucitado esta carretera secundaria del fantasmal mapa viario de interior en pleno agosto.

Decenas de camiones compiten en el asfalto para lograr que dentro de la primera quincena de septiembre la Conselleria de Obras Públicas pueda anunciar la reapertura de la línea férrea Inca-Manacor. La intención: poder iniciar el nuevo curso con las asignaturas que el Pacte dejó para septiembre recuperadas, septiembre de 2003 habría sido preferible puestos a pedir, y rellenar las lagunas que el alumno temerario arrinconó en otros taludes del arcilloso y viscoso córtex que separa las poblaciones de Sineu y Manacor.

Desde la reapertura del tren a Sineu a comienzos de verano más de 200 personas se han enfundado el peto de trabajo. Julio y Agosto no han dado tregua a este faraónico despliegue de maquinaria y operarios que se extienden a lo largo de más de 6 kilómetros de vía. Más de 20 grúas, 30 palas excavadoras y decenas de camiones de todas las tasas han animado el verano a este apartado recodo del Pla de Mallorca.

’Marges’ y mallas de tensión

En total han sido siete al final las ’trincheras’ o ’taludes’ en las que la constructora adjudicataria Llull i Sastre S.A. Mercantil se ha visto obligada a intervenir. Algunos de los puntos negros como el del puente de la salida de Sineu ya se han subsanado por completo y en los seis restantes la construcción y fortalecimiento de los muros de contención se encuentra en estado muy avanzado. Por todo ello y a falta de algunos retoques como la reforestación de algunas zonas taladas, el restablecimiento de la línea ferroviaria hasta Manacor podría ser inminente.

De esta forma es más que probable que el tren entre en funcionamiento antes de que finalicen las obras, aunque en este ocasión no serán medidas de seguridad lo que falten.

A juzgar por el tiempo de las obras (de abril a septiembre) y los centenares de operarios movilizados al Pla podría pensarse que más que reparar la vía se está construyendo de bell nou. Afirmación que para muchos no es descabellada a juzgar por las numerosas deficiencias detectadas en la obra emprendida por el ejecutivo anterior.

La reparación del tramo de vía donde el 13 de marzo descarrilaba el correo vespertino de Manacor curiosamente es una de las tareas que quedan por concretar. Unos 500 metros lineales de vía serán sustituidos en estos días en la escena del siniestro próximo a las cantera de Son Tey.

En los seis pasos estrechos restantes: dos en Sineu, dos en Petra y otros dos en Manacor se ha optado por reducir al máximo el impacto visual posible. Los muros de pedra seca acompañan ahora buena parte del itinerario exceptuando el tramo inicial de la salida de Sineu donde sí han sido necesarias las placas de contención de hormigón.

Semejante criterio ha primado en el capítulo medioambiental y arbustos autóctonos suplirán la pérdida de pinar.

El cable de triple tensión que recubrirá las rampas servirán de prevención en caso de pequeños desprendimientos. En todo caso todo indica que los nuevos taludes están a prueba de gota fría si a ésta le da por presentarse de improviso.

Tags: