AAFB Sólo 300 personas se manifiestan para pedir que el tren continúe llegando hasta la Plaza de España
Font original: Sólo 300 personas se manifiestan para pedir que el tren continúe llegando hasta la Plaza de España

Sólo 300 personas se manifiestan para pedir que el tren continúe llegando hasta la Plaza de España

Publicat: 21 / nov / 2004  |  Actualitat ferroviària

JUAN RIERA ROCA

PALMA.- Jóvenes con cresta mohicana y señores con chaqueta y corbata, ecologistas y representantes de los partidos que en los distintos ámbitos se oponen al PP: los manifestantes que acudieron ayer a la «marcha por el tren» fueron variados, pero no muchos, poco más de 300 personas se dieron cita por la mañana en el apeadero del Tren de Inca en Son Oliva.

La marcha, encabezada por una pancarta en la que podía leerse el sencillo eslogan «Tren sí», partió a medio día de la parada del Tren de Inca a la altura de la barriada de Son Oliva, siguió junto a las vías hasta el cruce de la calle que las bordea con el puente de la calle Rosselló y Cazador, momento en el cual la marcha saltó a la calle Eusebio Estada.

De ahí, llegó en poco tiempo a la Estación de la Plaza de España, en una de cuyas explanadas se concentraron los manifestantes y se leyó el manifiesto. El paseo estuvo amenizado por los alegres y ruidosos integrantes de Tambors per la Pau, que portaban un cartel en el que podía leerse «Cap al II Forum Social de Mallorca, mayo de 2005».

El grito más coreado fue «Que no s’aturi el tren» en alusión al reivindicación que había convocado esta manifestación: el rechazo a que el Ayuntamiento y el Govern trasladen -si quiera momentáneamente- la estación central del tren de Inca hasta Son Fuster, para poder llevar a cabo las revolucionarias obras de soterramiento de las vías del tren.

Como no podía ser de otro modo, la oposición al PP mandó ayer a sus representantes a la manifestación. Allí estaban Eberhard Grosske, de IU-Els Verds, Antoni Alorda, del PSM, Merçè Amer, del PSOE, entre otros. También había ecologistas ’históricos’, como Miquel Àngel Marc, o líderes vecinales como Joan Font o Rosa Bueno. No faltó tampoco la CNT.

Guillem Ramis, de IU, leyó el manifiesto redactado para la marcha, en el que se criticó que el Ayuntamiento y el Govern proyectar «desmantelar el Parc de les Estacions para hacer aparcamientos, estaciones, centros comerciales... arrasar más de 700 árboles... asfaltar y crear un vial con cuatro carriles para coches por donde ahora pasa un tren cada 15 minutos.»

Tags: