AAFB Vicens niega que el frenado automático hubiera evitado el descarrilamiento del tren
Font original: Vicens niega que el frenado automático hubiera evitado el descarrilamiento del tren

Vicens niega que el frenado automático hubiera evitado el descarrilamiento del tren

Publicat: 22 / mai / 2008  |  Actualitat ferroviària

C.C. PALMA. El PP trató ayer de acorralar en el Parlament al conseller de Movilidad, Gabriel Vicens, con una extensa batería de preguntas sobre el descarrilamiento del tren en el municipio de Manacor, el pasado mes de marzo. El PP trataba de demostrar que la inactividad de la Conselleria había conducido a aquel accidente, del cual responsabilizó al titular.

La tesis principal que defendió la ex consellera Mabel Cabrer -y que fue negada por su sucesor- es que un sistema de frenado automático hubiera podido evitar aquella circunstancia. Tal sistema había sido proyectado por el anterior Govern socialista -en 2002- y había de ser ejecutado en los nueve meses siguientes al cambio de poder.

Por razones que ayer no trascendieron, la Conselleria que entonces dirigía Cabrer sólo finalizó el proyecto parcialmente, de manera que cuando el equipo actual llegó al Govern, el sistema de frenado automático se encontraba instalado, pero aún había de ser sometido a pruebas.
Cabrer quiso saber por qué, casi once meses después de que Vicens llegara al cargo, el sistema de frenado no estaba aún operativo.
Vicens justificó que el sistema seguía en pruebas, de manera que, cuando se produjo el accidente, no se encontraba funcionando. Sin embargo, negó que su puesta en marcha hubiera evitado el descarrilamiento.

Velocidad adecuada

De hecho, el tren cruzó el punto donde se encuentra dicho dispositivo de seguridad a la velocidad adecuada para aquel tramo (30 kilómetros por hora), de manera que éste no se hubiera activado. El accidente se produjo cuando el conductor ignoró su obligación de detenerse para entrar luego en la población a 10 kilómetros por hora. La caja negra muestra que el responsable del vehículo sólo frenó a 4,5 segundos del extremo de la vía, de manera que el impacto fue inevitable y se produjo el descarrilamiento, según narró Vicens.

En cualquier caso, Cabrer consideró que el conseller no había cumplido adecuadamente con sus funciones al no desplazarse personalmente a Manacor para entrevistarse con su alcalde (Antoni Pastor, del PP) y con los heridos.

Según Vicens, esta tarea la llevó a cabo el gerente del Servicio Ferroviario de Mallorca, Jaume Jaume, mientras que él mantuvo al menos tres conversaciones posteriores con el principal afectado.

Cabrer sostuvo que tras el accidente se incumplieron los protocolos establecidos en el reglamento ferroviario. Vicens negó también este extremo y anunció la redacción de nuevas normas.