AAFB El Consistorio quiere suprimir un carril del paseo para el tram-tren
Font original: Diario de Mallorca

El Consistorio quiere suprimir un carril del paseo para el tram-tren

Publicat: 2 / feb / 2011  |  Actualitat ferroviària

El ayuntamiento de Manacor ya ha presentado a la conselleria de Movilidad del Govern, su propuesta para adecuar el Passeig del Ferrocarril para el paso en superficie del nuevo tram-tren por la ciudad. El Consistorio pretende eliminar uno de los dos carriles del paseo en dirección Palma (el más cercano al carril bici en el lado de la vía que pasa junto al auditorio), y reservarlo para el convoy. De esta forma se quiere evitar tanto la eliminación del trazado central para bicicletas, como la tala de decenas de palmeras para la instalación de la catenaria que ahora se situaría en la acera y por encima del tráfico rodado.
El proyecto manejado hasta ahora por el Govern, por contra, prevé el paso del tram-tren precisamente por el centro del paseo, propiedad de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) y antiguo trazado de la línea del Llevant hacia Artà, hasta su cierre definitivo en la década de los setenta. Para compensarlo, Movilidad había planteado al Ayuntamiento la construcción de un nuevo carril bici por encima de un trozo de la acera del lado de la Escola de Mallorquí o el centro modular de primaria, lo que conllevaría la eliminación del arbolado lateral.
Pese a ello el director general de Movilidad, Antoni Verger, se ha mostrado abierto a la posibilidad de un entendimiento con el consistorio que dirige Antoni Pastor, "por el bien del paseo y porque consideramos que es el Ayuntamiento y sus técnicos quienes deben decidir el aspecto y las mejoras que quiere en la zona".

Nueva rotonda
Asimismo el Govern ya ha mandado a la delegación de Urbanismo local, el proyecto para la construcción de una nueva rotonda situada a tan sólo unos metros al oeste de la existente en la plaza Madrid y donde iría a parar la entrada a Manacor desde la antigua carretera de Sant Llorenç, que giraría a la derecha e iría en paralelo a la vía de tren, a partir desde la altura del supermercado Eroski y hasta el casco urbano.
Esta solución está ideada para evitar un cruce entre la carretera y las traviesas, lo que supondría un desembolso todavía mayor al tener que solucionarse o mediante un soterramiento de la línea, o bien con la elevación de la misma a partir de un puente.
"Sigo creyendo que la construcción de una nueva rotonda dificultará aún más el tráfico de los 25.000 vehículos diarios del paseo, por lo que proponemos aprovecharla para crear desde allí un enlace hasta la carretera Palma-Artà que sirva de descongestión", mantiene el regidor de Urbanismo, Bernat Amer. Esta ronda pasaría por los terrenos anexos a la nueva escuela en construcción de s´Hort den Roig y terminaría escasamente un kilómetro más tarde en la rotonda de entrada al hospital comarcal.
El consistorio manacorí ya ha hablado con la mayoría de propietarios de la zona, "y están de acuerdo en ceder sus terrenos a cambio de una futura urbanización del suelo por donde transitaría el enlace".

4,3 millones en expropiaciones
Por otra parte, la conselleria de Movilidad ha anunciado ya el pago de 4,3 millones de euros de los 5,5 totales, en concepto de expropiaciones a los vecinos afectados por el paso de la línea desde Manacor hasta Artà, pasando por Sant Llorenç, Son Carrió y Son Servera. Esto supone algo más del 78% del total saldado de un ramal que está previsto que empiece a funcionar a finales de 2011.