AAFB El Govern anuncia para el año 2012 la electrificación total de la red ferroviaria

El Govern anuncia para el año 2012 la electrificación total de la red ferroviaria

Publicat: 6 / may / 2010  |  Actualitat ferroviària

La conselleria de Movilidad del Govern confía en que, en 2012, los 83,5 kilómetros de líneas ferroviarias que enlazan Palma con Inca, sa Pobla y Manacor estén electrificados, sustituyendo de esta manera a la tracción diésel que existe actualmente. Esta previsión la formuló ayer el conseller Gabriel Vicens, durante el acto público en que se escenificó el inicio de las obras de electrificación del tramo comprendido entre Palma y la Estació d´Enllaç (Inca), el de más tráfico ferroviario de Mallorca.
En el acto oficial, intervino el president Francesc Antich, quien remarcó la apuesta del Govern por el transporte público y su modernización. También desgranó las ventajas de abandonar progresivamente la tracción diésel en beneficio de la electrificación, lo que, según dijo, permitirá reducir la cantidad de emisiones de gases contaminantes, además de otras ventajas.
A la hora de acometer esta remodelación, los responsables de Movilidad consideran "prioritario" que los trenes no se paralicen, según subrayó Vicens. "Se trabajará por las noches y con una buena planificación para reducir los perjuicios a los usuarios", arguyó el conseller, quien reconoció que puede haber incidencias, aunque sean "mínimas", y pidió por adelantado "comprensión" a los viajeros.

Unidades mixtas

Respecto a las posibles molestias para los pasajeros, el director general de Movilidad, Toni Verger, aclaró que cuando esté electrificada en un primera fase la vía entre Palma e Inca, los viajeros que sigan camino hasta sa Pobla no tendrán que cambiar de vagón, ya que las nuevas unidades que entrarán en funcionamiento combinan la tracción eléctrica y la diésel. En el tramo entre Palma y Enllaç, las obras se realizarán en tres fases, que podrán superponerse en el tiempo, de acuerdo a la información facilitada por el departamento autonómico. La primera fase afectará al recorrido entre la estación intermodal y los talleres de Son Rullan, un proyecto con una duración de nueves meses y un presupuesto de 3,7 millones.
En un segundo periodo, se abordará la electrificación de los 30 kilómetros de vía desde Son Rullan hasta la estación de Enllaç, obra presupuestada en 13 millones y con una duración prevista de 10 meses. De forma complementaria, la tercera fase implica la construcción de tres subestaciones eléctricas –con un coste cercano a los 25 milones– para garantizar el suministro. El conseller de Movilidad enumeró las ventajas que comportará la sustitución de los convoyes tradicionales por las nuevas unidades eléctricas, que comenzarán a llegar a principios del año que viene, con un valor de más de 40 millones de euros.
"Por un lado, es un gran paso para la sostenibilidad, porque se reduce la emisión de gases contaminantes y se gana en eficiencia energética. Pero también tiene un beneficio social. Los vecinos de las zonas próximas a las vías padecerán menos contaminación acústica", sostuvo Vicens. A la inauguración, acudió, como alcalde de Marratxí, José Ramón Bauzà, quien se congratuló por la iniciativa de electrificar las vías.