AAFB El Govern no quiere que el tranvía pase por primera línea de playa
Font original: El Mundo

El Govern no quiere que el tranvía pase por primera línea de playa

Publicat: 4 / nov / 2010  |  Actualitat ferroviària

El próximo 31 de diciembre se cierra el plazo para presentar las alegaciones

Las obras podrían comenzar en 2012 para que el tranvía sea una realidad en 2014

El trazado del carril bici tendrá que ser modificado en Plaza de España

La Conselleria de Medio Ambiente y Movilidad ha propuesto una alternativa del trazado del tranvía de la Bahía de Palma que no discurre por primera línea de playa, tal y como se había planteado en un principio, y que atraviese la autovía de Llevant mediante la creación de un puente.

Estas propuestas han sido presentadas este jueves en la estación Intermodal de Palma, con motivo del inicio este viernes del periodo de exposición de información pública del estudio del primer tramo de la Fase I del Tranvía de Palma, que tendrá una duración de 45 días y que finalizará el próximo 31 de diciembre.

Durante este periodo, se podrán presentar las alegaciones que los ciudadanos consideren pertinentes y aportar sus sugerencias. Cabe señalar que esta alternativa no tiene carácter definitivo y que está sujeta, por tanto, a posibles variaciones.

Nuevo trazado

La alternativa propuesta por el Govern prevé que el trazado de esta primera fase del tranvía discurra desde la plaza de España por las avenidas hasta la calle Pérez Galdós, por donde conectará con la calle Manuel Azaña. Después, continuará por la avenida México hasta la autovía de Llevant, que atravesará con la construcción de un puente para continuar por el Molinar y llegar hasta el aeropuerto.

En el acto se ha presentado el estudio informativo de las posibles alternativas y el de impacto ambiental que la Dirección General de Movilidad, dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente y Movilidad, había encargado para continuar con la tramitación del proyecto y que están expuestos en la estación Intermodal.

En la presentación han participado el conseller de Medio Ambiente y Movilidad, Gabriel Vicens; el director general de Movilidad, Antoni Verger; y la alcaldesa de Palma, Aina Calvo.

La primera fase incluye el tramo que conecta Palma con el Aeropuerto. Así, el trazado comenzará en la plaza de España hasta la avenida Alexandre Rosselló, por donde discurrirá por el margen derecho en dirección hacia el mar, quedando dos carriles en el mismo sentido para el tráfico rodado.

A partir del cruce de esta avenida con la calle del General Ricardo Ortega, se prevé que el tranvía circule por la mediana que separa ambos sentidos, en la que actualmente hay aparcamientos, que se colocarán en los laterales.

Así continuará por la avenida Gabriel Alomar i Villalonga hasta la calle Pérez Galdós, que atravesará hasta Manuel Azaña para seguir por la avenida México. El director general de Movilidad ha indicado que ésta es la alternativa técnica que ha conseguido mayor puntuación porque supone abarcar una demanda potencial de usuarios mucho mayor, así como porque evita la entrada "problemática" al Portitxol al no afectar el actual acceso desde la autovía de Llevant a la barriada del Molinar.

De esta manera, la alternativa propuesta señala que el tranvía circulará por la avenida México hasta la altura de la autovía de Llevant, que atravesará mediante la instalación de un puente para seguir por la calle Ciudad de la Plata para bajar así hacia el barrio del Molinar. Esta estructura supondrá la creación de un nuevo corredor que comunicará dos barrios actualmente separados por la autovía.

Desde el Molinar hasta Coll d’En Rabassa las alternativas propuestas están condicionadas por el estrechamiento que se produce en la calle Llucmajor al acercarse al camino de Can Pastilla. De esta manera, se ha considerado adecuado modificar el espació físico actual con la creación de un tramo máximo de 400 metros de vía única.

A continuación, la alternativa propuesta prevé que el tranvía pase por del camino de Can Pastilla hasta la gran vía de Can Pastilla por Bartomeu Riutort. Después le seguirá el tramo que conectará esta zona con el aeropuerto de Son Sant Joan.

El conseller de Movilidad ha precisado que se prevé que esta primera fase del tranvía será utilizada por unos 14 millones de usuarios.

Esta primera fase está compuesta de un tramo de 10,5 kilómetros de longitud, en los que se establecerán 18 paradas. El tranvía tendrá un velocidad comercial de entre 18 y 22 kilómetros por hora por este tramo. La frecuencia será de 15 minutos y de entre 5 y 10 en la zona de Can Pastilla.

Los convoyes tendrán una capacidad de entre 230 y 290 personas aproximadamente y estará formado por módulos articulados. Tendrá una amplitud de 2.400 milímetros.

Proceso de tramitación

El periodo de exposición pública se inicia este viernes y finalizará el próximo 31 de diciembre. Una vez estudiadas todas las alegaciones presentadas, la Comisión Balear de Medio Ambiente deberá emitir un informe sobre el proyecto. Si éste es favorable, se procederá a la licitación de las obras, que podría realizarse en abril del próximo año.

Así, se iniciará el proyecto constructivo, que podría finalizarse dentro de 2011. Éste deberá pasar por un nuevo periodo de información pública, que previsiblemente tendrá lugar entre finales de 2011 y principios de 2012.

Una vez aprobado el proyecto constructivo (mediados de 2012 posiblemente), se adjudicará mediante un concurso público. Así, Verger ha afirmado que las obras, que tendrán una duración de dos años, podrían comenzar en 2012 para que el tranvía sea una realidad en 2014.

Carril bici

Cabe señalar que la alternativa propuesta por el Govern prevé que el tranvía pase por un tramo de unos 500 metros por encima del carril bici. Concretamente, es el tramo que va de la plaza de España hasta la Puerta de Sant Antoni. De realizarse finalmente de esta manera, el trazado del carril bici tendría que ser modificado por esta zona.