AAFB El Govern para las obras del tren de Manacor-Artà
Font original: Diario de Mallorca

El Govern para las obras del tren de Manacor-Artà

Publicat: 10 / ago / 2011  |  Actualitat ferroviària

El gerente de Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM), José Ramón Orta, ha anunciado hoy que las obras del tren Manacor-Artà se suspenderán temporalmente este mismo mes por falta de liquidez para pagarlas, una situación de dificultad que ha dicho que afectará a todas las actuaciones del convenio ferroviario.

Orta ha explicado en una rueda de prensa que SFM se ha reunido con las concesionarias de la obra y ha acordado que negociará con ellas la "suspensión temporal" de la misma, que se hará oficial en una reunión del consejo de administración de la compañía este mismo mes. Por el momento los trabajos siguen, aunque se ha ralentizado su ritmo.

El gerente de SFM ha insistido en que no se cancela el proyecto sino que se suspende de forma temporal porque la empresa pública no dispone de dinero para financiarlo debido a que no se ha hecho efectivo todo el monto del convenio ferroviario firmado entre el Govern y el Gobierno central en 2008, con cargo al cual debía pagarse la recuperación de esta antigua línea de tren.

Aunque ha insistido en que la obra se retomará si se recibe financiación, Orta ha asegurado que la red local Manacor-Artá tendría un coste anual de operación de 680.000 euros si se presta mediante transporte por carretera y de 3,1 millones mediante ferrocarril, una diferencia que ha dicho que "tendría que valorarse, considerarse y reflexionar".

Según Orta, si bien el convenio ferroviario tenía que suponer una inversión del Gobierno de 443.750.000 euros en Baleares, la comunidad habrá percibido hasta 2011 únicamente 57,5 millones de euros pero el anterior Govern licitó obras y actuaciones por importe de unos 200 millones.

"Resulta obvio, tal como le comentó la ministra (Elena) Salgado al (presidente del Govern, José Ramón) Bauzà, que el Estado no está precisamente para hacer inversiones ferroviarias y menos en Baleares y resulta obvio que se han licitado obras por un importe muy por encima de lo percibido por el Govern vía convenio ferroviario", ha afirmado.

El gerente de SFM ha señalado que ante esta situación "se verá afectado todo lo que está en el convenio" que incluye la electrificación de todas las líneas o la supresión de pasos a nivel.

En relación a la obra del tren Manacor-Artà, ha asegurado que de los 190 millones de euros en los que está presupuestada se han adjudicado 91 y "están ejecutados por ahora un 19 % hasta finales de agosto, no un 70 % como decía el conseller (Gabriel) Vicens", ha dicho sobre unas recientes declaraciones del exconseller de Medio Ambiente, Movilidad y Ordenación del Territorio.

Los servicios técnicos de SFM han calculado que a 31 de agosto se alcanzará el 27 % de obra efectuada sobre el total del proyecto.

Según el responsable de la empresa pública, SFM tiene 18 millones de euros pendientes de pago a las seis empresas o UTE contratistas de la obra, obras pendientes de ejecución por 47 millones de euros y trabajos por 85 millones "pendientes de contratar e iniciar".

Orta calcula que harían falta 164 millones de euros para finalizar el proyecto.

"De momento paramos la obra porque no tenemos liquidez ni posibilidad de pagar ni un céntimo más de lo que se vaya a hacer y no podemos ni siquiera pagar lo que se ha hecho hasta el momento mientras no se fije un plan de pagos que el Govern establecerá", ha afirmado Orta que ha admitido que hay empresas adjudicatarias "al borde" del concurso de acreedores, con deudas pendientes en algunos casos desde octubre de 2010.

Si bien el plazo legal para suspender la obra es de 8 a 12 meses, ha advertido de que se puede prorrogar de mutuo acuerdo entre el Govern y las concesionarias.

El gerente ha criticado que el anterior ejecutivo destinara 24 millones a comprar seis trenes nuevos para esta línea Manacor-Artà que aún no está construida y que son incompatibles para circular en las líneas férreas existentes en la actualidad en Mallorca.

El responsable de SFM ha calificado la situación de "kafkiana" y ha asegurado que esta decisión "es como comprar unos muebles carísimos para una casa que todavía no está construida".