AAFB El metro Palma-Marratxí se estrena entre la confusión general por falta de información
Font original: Diario de Mallorca

El metro Palma-Marratxí se estrena entre la confusión general por falta de información

Publicat: 14 / mar / 2013  |  Actualitat ferroviària

La línea 2 de metro, que conecta Palma y Marratxí en catorce minutos, se estrenó ayer a primera hora de la mañana en una jornada marcada por el desconcierto y la confusión generalizada por parte de los usuarios por la falta de información sobre las frecuencias del nuevo servicio, cuya irrupción altera los horarios de las líneas regulares entre Palma, sa Pobla y Manacor, que ya no realizan paradas en las estaciones situadas entre la capital y la terminal de Marratxí y reducen el tiempo de viaje en seis minutos.

La jornada no estuvo exenta de incidencias en la línea ferroviaria. En el día del estreno, Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) tuvo que suprimir dos trayectos del nuevo metro (programados para las 11,40 y las 12 horas) debido a un fallo en el sistema de señalización por una incidencia ocasionada en la estación de Enllaç, según la versión oficial de la empresa ferroviaria.

Este incidente provocó retrasos generalizados en los trenes entre las 11,15 horas, cuando se detectó el fallo, y las 14,20 horas, cuando se dio por solucionado. Los retrasos superaron los veinte minutos en algunos casos, con convoyes regulares parados en puntos intermedios del corredor sin que nadie aportase información a los usuarios. De hecho, los propios trabajadores de SFM denunciaron que este tipo de fallos son "demasiado habituales" y que desde la propia empresa no se facilita la información necesaria para que ellos puedan trasladarla a los usuarios del tren.

El primer metro salió de la estación intermodal de Palma poco antes de las seis de la mañana, realizando tres trayectos por sentido cada hora. Las escenas de confusión entre los usuarios fueron habituales. La mayoría de viajeros del tren consultados por este diario valoraron de forma positiva la puesta en marcha de un servicio que incrementa la oferta de trayectos ferroviarios en el área metropolitana de Palma y reduce el tiempo de viaje entre la capital y los extremos del corredor, pero las críticas a la falta de información por parte de SFM fueron mayoritarias, incluso entre los usuarios habituales que aplauden el estreno del metro.

En cualquier caso, la opinión sobre el nuevo servicio varía en función de cada caso personal. Satisface a los viajeros habituales del corredor Palma-Marratxí, que ahora tendrán más alternativas de conexión, y a los que suelen cubrir el trayecto entre Palma, Inca y sa Pobla (los de Manacor ya disfrutaban de los trayectos semidirectos) porque llegarán algunos minutos antes a su destino. Sin embargo, no contenta a quienes, procedentes de Inca o sa Pobla, paran habitualmente en alguna de las estaciones intermedias entre Palma y Marratxí, obligados ahora a hacer un transbordo en esta última estación.

Críticas de los trabajadores
Los trabajadores del tren confirmaron el "despiste general" de los usuarios. "La gente nos pide horarios, pero a nosotros no nos han dado nada para repartir", afirmaba un revisor. De hecho, aseguraron que la empresa no les facilitó los nuevos horarios hasta el pasado lunes, días después de haber sido presentado públicamente el nuevo servicio. Fuentes de la plantilla de SFM añadieron que no conocieron los nuevos turnos de trabajo hasta el pasado martes, un día antes de la entrada en servicio de la línea 2 de metro.

Por otra parte, el comité de empresa de SFM aseguró ayer que denunciará "ante los organismos correspondientes" las "irresponsabilidades" de la empresa con motivo de la apertura del servicio, que "ya circuló como tren de cercanías bajo la denominación de corto a Marratxí". Denuncian que el nuevo tren "incumple las medidas de seguridad necesarias y contraviene el reglamento de circulación de trenes y el convenio colectivo" porque "se impone la conducción con un agente único" y porque la ausencia de revisores "potenciará el fraude en la red ferroviaria".

El nuevo servicio fue visitado ayer por la mañana por el conseller Biel Company, acompañado por el gerente de SFM, José Ramón Orta y el alcalde de Marratxí, Tomeu Oliver (PP), entre otras autoridades que recorrieron uno de los trayectos del metro entre Palma y Marratxí.

Company reiteró que la incorporación de la nueva línea permitirá a SFM "ganar en velocidad comercial y ofrecer un mejor servicio al ciudadano" porque "habrá más ofertas de frecuencias y se reducirá el tiempo de la mayoría de los trayectos".