AAFB El Metro se vuelve a inundar
Font original: MallorcaDiario

El Metro se vuelve a inundar

Publicat: 1ro / jun / 2011  |  Actualitat ferroviària

La fuerte tormenta que ha sufrido Palma esta mañana ha provocado una entrada de agua en una rejilla de ventilación del Metro en Jacint Verdaguer, lo que ha provocado la interrupción de este servicio entre las 13.30 y las 14.00 horas entre la Estación Intermodal y la parada de Jacint Verdaguer y entre ésta y la estación de Son Costa-Son Forteza.

Así lo ha informado a Europa Press el director general de Movilidad en funciones, Antoni Verger, quien ha precisado que en ningún momento se tuvo que parar el funcionamiento del Metro, sino que únicamente por “precaución” se optó por impedir que este medio de transporte atravesara las dos citadas paradas.

En esta línea, ha explicado que los convoys sólo salieron y llegaron durante la citada media hora a la tercera estación desde Palma, Son Costa-Son Forteza, desde donde partían con total normalidad hacia la UIB.

De este modo, ha señalado que se paralizaron dos convoys de ida desde la Estación Intermodal de Palma y dos de vuelta desde la estación Son Costa-Son Forteza, debido a la entrada de agua en la estación de Jacint Verdaguer a través de una rejilla de ventilación, situada a pie de asfalto.

Verger ha detallado que ha habido un momento en el que los imbornales de Jacint Verdaguer “no daban abasto por la intensidad de la lluvia“, lo que provocó que se precipitara agua por la única rejilla de ventilación a las vías del metro.

LA ÚNICA SOLUCIÓN TÉCNICA POSIBLE

Por otra parte, Verger ha recordado que cuando se acometieron las obras de reforma del Metro a comienzos de esta legislatura, a causa de las fuertes inundaciones que sufrió este medio de transporte, se colocaron en el Polígono de Son Castelló dos grandes canalizaciones de dos metros de diámetro en Gran Vía Asima y Tintorers.

Sin embargo, ha indicado que esta solución técnica para evitar la entrada de agua en el Metro no se pudo llevar a cabo en Jacint Verdaguer, ya que no existía espacio físico entre el techo de la estación y el asfalto para colocar una nueva canalización.

Por ello, ha subrayado que se optó por mejorar el sistema de imbornales y canalizaciones, si bien ha afirmado que es consciente de que esta solución tiene una “cierta dosis de fragilidad“, debido a que ha reconocido que cuando llueve con intensidad, “siempre se puede producir un problema de entradas puntuales de agua en determinadas rejillas de ventilación que están a pie de asfalto, en caso de que los imbornales no den abasto”.

CAOS CIRCULATORIO E INUNDACIONES

Además de los problemas en el Metro las fuertes lluvias han provocado caos circulatorio ya que muchos semáforos han dejado de funcionar e inundaciones en muchos puntos de Palma. Emergencias ha recibido entre les 12 y las 14 horas 304 llamadas relacionadas con más de 70 incidentes causados por la lluvia, principalmente en Palma pero también en Marratxí.

Según ha señalado el 112 en un comunicado, de estos incidentes, 43 eran inundaciones y filtraciones de agua en bajos de comercios y viviendas, 27 inundaciones de vías públicas y ocho estaban relacionados con caídas de objetos y árboles.

Además, el centro de la ciudad se ha visto “muy afectado”, con inundaciones en varias calles, como Eusebi Estada, Ausias March, Archiduque Lluís Salvador, Aragón y Manacor, entre otros. También se han registrado inundaciones a Can Barbarà, Illetes y Ciudad Jardín, entre otros zonas.

Asimismo, también se han visto afectados diversos inmuebles como los colegios Santa Isabel, Son Pizà y Miquel Porcel, así como el centro comercial Macro del polígono Son Fuster, o el centro de menores de Es Pinaret. En la zona de Marratxí se han producido unos seis incidentes por la meteorología adversa.

Los bomberos de Palma han recibido numerosas llamadas alertando de problemas en el alcantarillado e inundaciones en garajes y locales. Además han tenido que rescatar a unas personas que estaban atrapadas dentro de su coche en la calle Barranquilla y que no podían salir debido a la fuerte lluvia.