AAFB Empieza el traslado a Gijón de 3.500 toneladas de hierro de las antiguas vías
Font original: Diario de Mallorca

Empieza el traslado a Gijón de 3.500 toneladas de hierro de las antiguas vías

Publicat: 11 / ago / 2010  |  Actualitat ferroviària

Técnicos de la empresa palmesana de gestión de residuos Adalmo SL empezaron ayer las labores para el traslado a Gijón de las antiguas vías del tren que unió hasta la década de los años setenta la ciudad de Manacor con Artà. En total está previsto que 3.500 toneladas de hierro de primera calidad viajen hasta los altos hornos de la capital asturiana para que, una vez allí, sea refundido y reutilizado de nuevo como material ferroviario. Estas labores se enmarcan dentro de los trabajos de reapertura de la línea del denominado tren-tram del Llevant, prevista para 2011.
El procedimiento es el siguiente: Durante esta semana, cuatro operarios de la empresa cargarán hasta tres plataformas con ochenta vías cada una, que serán llevadas por los Transportes Marítimos del puerto de Alcúdia hasta el norte de la isla y que serán cargadas en barcos especiales rumbo a Asturias. Cabe recordar que cada vía tiene diez metros de longitud, por lo que los trailers saldrán cargados con 25 toneladas por viaje. Así hasta que completar los 52.000 metros lineales del trazado, que poco a poco se están recopilando en un solar de la antigua carretera de Sant Llorenç, a las afueras de Manacor.

Transporte especial

"Está previsto que podamos fletar un barco especialmente equipado y habilitado cada cuarenta días, por lo que tendremos que hacer varios viajes", recordaba ayer a este periódico el comercial de Aldamo SL, Antoni Gil, quien indicó también que las vías deberán ser cortadas ahora en trozos de cuatro metros "para facilitar su transporte en las bodegas y porque es la longitud máxima admitida por los hornos de fundición", cosa que los operarios ya se encargaban de medir y marcar sobre el terreno con aerosoles. Hace ahora sólo tres semanas que la conselleria de Movilidad del Govern subastó el hierro de las viejas vías del tren del Llevant, instaladas en 1920, contraviniendo la primera idea de ofrecerlas a la Unión Temporal de Empresas (UTE) que se encarga de la construcción del nuevo trayecto. Finalmente la puja (mediante el sistema de oferta en sobre cerrado) partió de un precio inicial de 2,80 euros el metro. Al final, Aldamo SL se impuso a las otras cuatro empresas participantes con una oferta de 5,52 euros por cada metro lineal, lo que supuso que el Ejecutivo balear se embolsara 287.040 euros (sin IVA) por la operación. "Es una inversión muy importante, pero nuestro secreto se basa en vender ese hierro en grandes cantidades para obtener beneficio", ratificó Gil, quien dijo que la empresa ubicada en el polígono de Can Valero de Palma y con sedes en Manacor (la antigua Recumasa) y Eivissa, también suele transportar material hacia Estambul y Lisboa.
"No se perderá ni un solo gramo de material, de eso estoy convencido. Basta con observarlas para comprobar que tras noventa años las vías todavía están en un estado óptimo", decía uno de los técnicos durante el traspaso aéreo mediante grúa de las vías hasta las plataformas de transporte.
Asimismo, hay que señalar que trabajadores de los Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM), informaron ayer del inicio de los trabajos de instalación de la catenaria desde cada uno de los tres tramos en que se dividen las obras: Manacor, Sant Llorenç y Son Servera, lo que permitirá la electrificación del servicio hasta Artà.
Lo que sigue sin solucionarse de manera definitiva es el problema del paso urbano del tren-tram por la ciudad de las perlas, que de momento queda planteado de forma inicial en superficie.