AAFB Los obras del tren provocan que miles de usuarios lleguen tarde
Font original: Diario de Mallorca

Los obras del tren provocan que miles de usuarios lleguen tarde

Publicat: 5 / nov / 2010  |  Actualitat ferroviària

Durante esta semana se han producido retrasos importantes en varios convoyes ferroviarios entre Sineu e Inca y entre Inca y Palma. Estos retrasos han ocasionado, a su vez, numerosas quejas de usuarios.
La mayoría de las quejas obedecen a los primeros trenes de la mañana pues son los que han provocado que miles de viajeros lleguen tarde a sus puestos de trabajo.
Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) admite este extremo y explica que se debe a las importantes obras de reforma que se llevan a cabo en el trazado. En la actualidad se está electrificando la línea.
Según un portavoz autorizado de la empresa pública, las máquinas del tren disminuyen la velocidad a la mitad, e incluso más, en ciertos tramos donde hay personas trabajando junto a las vías. "Se trata de una medida de seguridad para evitar posibles accidentes entre los trabajadores", agrega.

Medida de seguridad

El portavoz de SFM explica que "los operarios, ocupados en sus tareas, podrían invadir la vía sin apercibirse de la proximidad del tren. Por ello, la locomotora disminuye su velocidad a entre 30 y 40 kilómetros por hora en varios tramos". Cabe destacar que el tren circula habitualmente a una velocidad que oscila entre 80 y 100 kilómetros por hora en los tramos rectos, con lo que la disminución es considerable.
SFM anuncia además que los retrasos, "de entre 5 y 10 minutos", continuarán a lo largo de toda la semana. Precisamente muchos de los afectados se quejan de la falta de información. SFM responde que hace unas semanas que se colocaron unos carteles informativos en todos los trenes anunciando la posibilidad de que las obras de electrificación causaran retrasos.
Ayer, en concreto, se produjo un retraso de más de media hora con uno de los primeros trenes de la mañana. Tanto fue así que SFM abrió los tornos de salida de la estación de Palma para evitar que hubiera aglomeraciones ante la llegada de los trenes repletos de gente. La empresa dice que "cuando sucede algo así se procede a ello para evitar más problemas".