AAFB Los trenes eléctricos de SFM inician hoy las pruebas con pasajeros entre Palma e Inca
Font original: Diario de Mallorca

Los trenes eléctricos de SFM inician hoy las pruebas con pasajeros entre Palma e Inca

Publicat: 2 / dic / 2011  |  Actualitat ferroviària

El tren eléctrico sigue su camino y, tras cumplir en las pruebas piloto, a partir de hoy se realizarán los primeros viajes con pasajeros. Así lo anunció ayer el gerente de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM), José Ramón Orta.
Algunos usuarios que hoy por la mañana viajen en tren entre Palma e Inca ya no encontrarán los vagones habituales de diésel de cada mañana. Estas pruebas pretenden que los coches cojan rodaje antes de ser utilizados a diario. A partir de enero, los 34 kilómetros entre la intermodal de Palma y la estación de enlace de Inca se cubrirán únicamente con los trenes eléctricos.
La conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, responsable del transporte público, organizó ayer un viaje de prueba para los medios de comunicación entre Palma y Marratxí, al que, además de Orta, asistieron el conseller Biel Company y el director general de Transportes, Juan Salvador.
Al igual que hiciera el ex responsable de Movilidad, Gabriel Vicens, Company destacó como ventajas del tren eléctrico la velocidad, la comodidad y la contribución al medio ambiente.
Mientras que hasta ahora el trayecto entre Palma e Inca tarda 39 minutos, los nuevos convoyes cubrirán la distancia en unos 33 minutos, realizando todas las dieciséis paradas. La reducción en el tiempo beneficiará a los 4 millones de pasajeros de la línea y se debe a que los coches alcanzan una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora, superior a los trenes actuales de diésel. Además, las nuevas máquinas reducen considerablemente el ruido y la vibración durante el viaje, lo que, en opinión de Company y Orta, supone un mayor confort para los viajeros.
La electrificación del primer tramo costó 30 millones de euros, que fueron pagados mediante el convenio ferroviario suscrito con el Gobierno central. Según Company, para el Ejecutivo autonómico es "prioritario" electrificar el resto de la línea "para que los viajeros no tengan que cambiar de tren, lo cual no deja de ser un incordio".
El conseller señaló que otra de las líneas de actuación es evitar que la gente se cuele en el tren y el metro. Para ello, controlarán que funcionen los tornos de las estaciones para que no haya fraude, que cifran en 800.000 euros anuales. Company indicó que sigue sobre la mesa la posibilidad de reducir las frecuencias de metro, tren y bus interurbano en las horas con menos pasajeros.

Más información a los usuarios
Los nuevos vagones están dotados de sistemas para indicar las paradas a los usuarios. Además de la megafonía, dispondrán de televisores que mostrarán la próxima estación. También habrá cámaras de vigilancia en todos los coches e interfonos para hablar con el conductor en caso de emergencia.
Otro de los aspectos en que SFM está trabajando es mejorar la información a los viajeros en las estaciones. Orta anunció que tienen la intención de implantar pantallas en los andenes que indicarán el tiempo de espera, como las que ya hay en algunas paradas de autobús de Palma.