AAFB Más de la mitad de los vecinos del Molinar usará el tranvía cuando pase por el barrio
Font original: Diario de Mallorca

Más de la mitad de los vecinos del Molinar usará el tranvía cuando pase por el barrio

Publicat: 8 / abr / 2010  |  Actualitat ferroviària

El 57 por ciento de los residentes del Molinar tiene previsto utilizar el tranvía cuando esté operativo por el barrio costero palmesano. Otro 21 por ciento aún no lo sabe y el 22 por ciento restante responde que no lo usará. Ésta es una de las conclusiones de la encuesta que la conselleria de Movilidad realizó durante los últimos tres meses a 250 vecinos y 30 comerciantes, además de mantener reuniones con la decena de entidades ciudadanas que hay en el Molinar.
Antes de que el tranvía –desde las Avenidas hasta el aeropuerto– se ponga en marcha (en principio la próxima legislatura), el Govern quiere conocer de primera mano la opinión de los barrios por donde circulará, por lo que está llevando a cabo estudios sobre la incidencia del futuro transporte público. Las próximas encuestas serán en el Coll d´en Rabassa y Can Pastilla, como dijo ayer el director general de Movilidad, Antoni Verger.
Una de las preocupaciones principales de los consultados es que el tranvía dividirá el Molinar en dos partes, debido a que cruzará por la mitad, es decir, por la calle Llucmajor (la antigua Ramonell Boix). Opina así el 20 por ciento de los interrogados. Sin embargo, el concejal de Movilidad de Cort, José Hila, explicó que "sucederá todo lo contrario, porque el tranvía no circulará durante todo el tiempo y mejorará el tráfico de coches transversal a la calle Llucmajor, que ahora deben esperar mucho más tiempo en los semáforos", en palabras del regidor.
"Como todavía no conocen el tranvía, se imaginan que es como un tren, pero precisamente este transporte no divide el barrio, sino todo lo contrario", según añadió Antoni Verger.
Otros inconvenientes que los residentes piensan que traerá el tranvía son problemas de accesos, de disminución de aparcamientos y de reordenación de los flujos de movilidad. José Hila tranquilizó a los vecinos del Molinar diciendo que calculan que "dentro de seis meses comenzará la construcción del vial" que servirá de alternativa a la calle Llucmajor y enlazará con la autopista de Llevant. Las obras "finalizarán en un año", es decir, antes de que comiencen las del tranvía, por lo que los accesos estarán solventados.
El responsable de Movilidad de Cort se refirió también a la merma de estacionamientos. "Sólo serán 15 enfrente del colegio y existe el compromiso de crear una nueva zona de aparcamientos". En cuanto a la reordenación del tráfico, ya que los coches apenas circularán por la calle Llucmajor, José Hila recordó que, "tal como contempla el Plan General, habrá una segunda vía de circulación en el barrio", en los terrenos de Son Bordoy.

"Habrá menos tráfico"

Entre los aspectos positivos que traerá el tranvía, los encuestados afirman que habrá menos tráfico (un 21 por ciento), menos ruido (un 19 por ciento) y menos contaminación (un 17 por ciento). No obstante, un 13 por ciento opina que el tranvía provocará más ruido y "movimientos en las casas", tal como dijeron literalmente.
El director de Movilidad del Govern reconoce que, al principio, hay un gran desconocimiento y "cierta controversia" respecto al nuevo medio de transporte, pero "cuando está implantado es muy aceptado", tal como sucede en las demás ciudades que han apostado por el tranvía.
Respecto al proceso administrativo, el proyecto básico de la primera fase (desde las Avenidas hasta el aeropuerto) se encuentra en tramitación. Cuando haya sido aprobado el informe de consultas medioambientales, el proyecto saldrá a exposición pública. Tras las alegaciones, se elaborará un estudio de impacto ambiental y el proyecto constructivo, que estará también en exposición pública. Verger calcula que las obras no empezarán hasta 2012.