AAFB Ocho de los 30 heridos en el accidente ferroviario continúan hospitalizados
Font original: El Mundo

Ocho de los 30 heridos en el accidente ferroviario continúan hospitalizados

Publicat: 20 / may / 2010  |  Actualitat ferroviària

Ocho de los 30 heridos del accidente ferroviario de esta mañana en Mallorca continúan a estas horas ingresados en distintos hospitales públicos de Mallorca, según los datos del Servicio de Salud de Baleares actualizados a las 18.00 horas.

El herido más grave hospitalizado es el maquinista del tren. Se trata de un hombre de 57 años que ha sido operado durante tres horas de un traumatismo craneoencefálico y permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de Son Dureta, en Palma. Su estado todavía es muy grave.

El supervisor del convoy, que también ha sufrido heridas de consideración, se encuentra en la Clínica Juaneda y será operado en los próximos días, ya que el accidente le ha afectado una vértebra de la columna.

Además del maquinista y el supervisor del convoy, hay tres personas más ingresadas en el Hospital de Inca y otras tres en el de Manacor.

En Inca está hospitalizado un hombre de 64 años con una fractura lumbar leve; otro de 25 años pendiente de ingreso con cuatro costillas rotas y un pneumotórax com drenaje torácico y una mujer de 33 años embarazada de tres meses que se encuentra en observación.

Por otro lado, en el Hospital de Manacor todos son heridos leves y con la misma dolencia. Se trata de un hombre de 48 años, otro de 41 y una joven de 19 años. Está previsto que todos ellos reciban el alta en las próximas horas cuando mejoren.
Las causas del accidente

Según han explicado fuentes de los bomberos del Consell, el accidente ha sido provocado por el desprendimiento de una placa de hormigón de tres metros que actuaba como muro de contención de tierras. Al parecer la placa ha caído a la vía y ha sacado de la vía el último vagón. El tren se ha desestabilizado y finalmente ha descarrilado.

El accidente se ha producido a pocos metros de la estación por lo que el ferrocarril iba a poca velocidad "y eso ha evitado una desgracia mucho mayor" explican fuentes de los bomberos.