AAFB Pastor reclama al Govern que aparque el tren-tram urbano e invierta en seguridad
Font original: Diario de Mallorca

Pastor reclama al Govern que aparque el tren-tram urbano e invierta en seguridad

Publicat: 10 / jun / 2010  |  Actualitat ferroviària

El alcalde de Manacor, Antoni Pastor, ha reclamado al Govern que aparque el tren-tram urbano a su paso por la ciudad, alegando que ahora "no es el momento para realizar nuevas inversiones en infraestructuras, a no ser que sean de carácter urgente", y criticando el elevado coste que supondrá para las arcas públicas: "Los 18 millones de euros de presupuesto previstos por la conselleria de Movilidad y el señor Antich para el nuevo tramo manacorí de la nueva línea hasta Artà es un despropósito en estos momentos".
Pastor añadió anteayer en sesión parlamentaria, que el Partido Popular pretende que se priorice la seguridad y el buen funcionamiento de los servicios ferroviarios, "por eso instamos al conseller Vicens que desista de invertir en nuevas infraestructuras, y que ponga en primera posición la seguridad de los usuarios y trabajadores de la actual línea Palma-Manacor, después de los lamentables accidentes que han puesto de manifiesto las deficiencias de esta infraestructura".

Inversión asegurada

Por su parte, el director general de Movilidad de Govern, Antoni Verger, contestó en que el tanto el proyecto básico ya aprobado como la inversión "están asegurados por el Gobierno central", provenientes de distintas partidas presupuestarias del Ministerio de Fomento y del de Hacienda. "No es cierto que no dispongamos de dinero para afrontar el proyecto. El recorte puede afectar a posibles proyectos posteriores, pero no de este".
Pastor insistió que la Conselleria debe actuar con responsabilidad y tomar las decisiones adecuadas. "No se pueden justificar unas nuevas inversiones mientras la línea actual, fruto del anterior Pacte, presenta graves deficiencias de seguridad, y a día de hoy todavía hay un tramo cerrado y sin solución".
Verger confirmó que todavía los técnicos de los Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM), tienen que revisar unos 350 metros de un muro sospechoso cerca de Sineu, construido en las mismas fechas que el derrumbado y que, por tanto, no habrá una reapertura inminente.