AAFB SFM deja de ingresar 700.000 euros por impagos y mal uso del sistema
Font original: El Mundo

SFM deja de ingresar 700.000 euros por impagos y mal uso del sistema

Publicat: 25 / ago / 2011  |  Actualitat ferroviària

Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM) ha anunciado que implantará un nuevo sistema de control tarifario y mantendrá cerrados los accesos de todas las estaciones de tren y metro a partir de noviembre porque ha detectado una merma de ingresos de 700.000 euros por impago de billetes y usos indebidos. La medida pretende evitar el uso indebido de las tarjetas intermodales y otras prácticas irregulares que generan dichas pérdidas de ingresos, según ha informado la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio en un comunicado.

A partir de noviembre SFM y el Consorcio de Transportes de Mallorca (CTM) activarán un nuevo sistema tarifario integral para el control de las tarjetas que corregirá dichas deficiencias en el servicio "desde una perspectiva de máxima optimización de los recursos públicos", según indica la nota. Un estudio económico elaborado por la empresa ha averiguado que los ingresos son inferiores a lo que cabría esperar por el número de usuarios transportados diariamente, como consecuencia, básicamente, del uso indebido de las tarjetas que hacen algunos usuarios.

SFM ha detectado que cuando un usuario entra en una estación abierta, donde no es necesario pasar la tarjeta para que se abra el acceso, no hay ningún registro de esta entrada ni se carga ningún coste en la tarjeta a la salida. Tampoco hay ningún control sobre la expedición y el uso de las tarjetas bonificadas y reducidas, de manera que éstas se pueden usar incluso caducadas o sin ser el titular. Asimismo, una tarjeta reducida permite obtener billetes individuales sin ningún control y también hacer ciertos recorridos pagando una cantidad inferior a la que corresponde, dado que hasta ahora no hay ningún sistema que compruebe que el usuario abona la tarifa correcta.

El nuevo sistema tarifario, que se aplicará en las 23 estaciones de tren y en las 9 de metro, supondrá un mayor control sobre las distancias recorridas y la carga del coste correspondiente, el uso correcto de las tarjetas y la fecha de caducidad. La implantación de este sistema de control de tarjetas se llevará a cabo en tres fases, la primera de las cuales, que se inició el pasado lunes y se prolongará durante todo septiembre, será puramente informativa.

Desde octubre se exigirá el pago de los billetes a quien haga un uso indebido de las tarjetas; y en noviembre, las estaciones se cerrarán para impedir el paso a quien no pague el billete o haga un uso incorrecto de las tarjetas