AAFB SFM dilapidó casi 2,5 millones en proyectos que nunca se llegaron a ejecutar
Font original: El Mundo

SFM dilapidó casi 2,5 millones en proyectos que nunca se llegaron a ejecutar

Publicat: 30 / abr / 2012  |  Actualitat ferroviària

Los dirigentes de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) durante el Govern del Pacte se gastaron en plena crisis económica cerca de 2,5 millones de euros en la redacción de proyectos que luego no se llegaron a ejecutar. En su afán por potenciar el uso y la relevancia del tren en la Isla, los anteriores responsables del ente público no dudaron en invertir sumas desorbitadas en actuaciones sin un futuro claro cuando la consigna autonómica y estatal era la de apretarse el cinturón en pro de la previsión y de la contención del gasto. A la megacochera en la estación de s’Enllaç hay que añadir otra media docena de proyectos de dudosa necesidad y coste exagerado.

Estudio del tren de Migjorn: 1.435.616 euros. Uno de los casos más palmarios de gasto desbocado es el del estudio informativo encargado para sopesar la viabilidad de resucitar la línea de tren de la comarca de Migjorn. La intención de los antiguos responsables de SFM era la de rescatar un trazado cuya recuperación había sido por otra parte reivindicada por distintos colectivos y ayuntamientos y que uniría Palma con el aeropuerto de Son Sant Joan, Llucmajor, Campos, Ses Salines y Santanyí, saliendo incluso del Migjorn para llegar hasta Felanitx y Manacor. Pese a que ni siquiera se trataba de un proyecto sino simplemente de un estudio de viabilidad, su redacción costó 1,4 millones de euros.

Gran marquesina: 67.280 euros. La redacción del proyecto básico y de ejecución fue sacada a licitación a principios de 2010. La idea era construir una marquesina de más de ocho metros de altura y 182 metros cuadrados de extensión que cubriría la puerta de entrada de la Estación Intermodal de Palma. La marquesina contaría con un moderno sistema de iluminación que, según se explica en el proyecto, permitiría la posibilidad de «cambiar la piel cenital del vidrio estableciendo una programación de los efectos luminosos en función de las necesidades y circunstancias». El presupuesto de la obra ascendería a 743.704,95 euros. Además, se diseñaron otras cinco marquesinas de dimensiones menores a la principal (entre cuatro y seis metros de altura) cuya construcción costaría más de dos millones de euros.

Marquesina normal: 53.680 euros. Pero las anteriores no eran las únicas marquesinas previstas en el plan de embellecimiento de las estaciones previstas por SFM. Antes de licitarse el proyecto de la gran marquesina, en abril de 2009 se encargó la redacción del proyecto para diseñar un modelo de marquesina tipo que debería presidir los andenes de las distintas estaciones de las líneas de tren Palma-Inca-Manacor/Sa Pobla (que suman un total de 23). Las marquesinas fueron concebidas para resguardar a los usuarios de inclemencias meteorológicas y para decorar y dar un aire de modernidad –incorporaban servicios como sistema de interfono, alarmas, etc.– a los vetustos andenes que se reparten a lo largo del trazado. El proyecto costó 34.800 euros pero hubo un problema. La marquesina que se diseñó requería de una cimentación de 8 centímetros irrealizable en los andenes, ya que éstos, en su gran mayoría, están completamente huecos. Este fallo de previsión derivado de un inexacto conocimiento del terreno provocó que se tuviera que encargar la realización de otro proyecto nuevo de 18.880 euros. Ambos proyectos sumaron 53.680 euros.

Estaciones de Petra: 71.000 euros. Para la antigua estación de tren de Petra se presentó un proyecto de rehabilitación que incluía una supresión de barreras arquitectónicas y la realización de una nueva pavimentación de 911 metros cuadrados con mobiliario urbano y ajardinamiento abierto a los usuarios. El coste del proyecto ascendió a 19.082 euros, mientras que su ejecución habría alcanzado los 515.341,50 euros. Asimismo, también se decidió proyectar una estación nueva, un edificio de 285 metros cuadrados con un espacio multifuncional destinado a sala de espera, bar-cafetería, oficina de venta de billetes y servicios públicos. El proyecto básico y de construcción costó 52.000 euros. La obra contaba con un presupuesto de 985.941,67 euros.

Puente de Marratxí: 55.000 euros. También a finales de 2009 se adjudicó la redacción del proyecto constructivo para la supresión del paso a nivel de Cas Coronel, en el término municipal de Marratxí. Para ello se ideó un puente de 625 metros de largo y cuatro de ancho que discurriera en paralelo con el trazado ferroviario (se descartó ejecutar un paso inferior por la presencia del torrente de Coanegra y la imposibilidad de drenar el agua que transporta éste). El problema del paso a nivel sigue esperando solución, puesto que el puente aún no ha sido ejecutado a día de hoy.

Cochera de S’Enllaç: 792.825 euros. La megacochera proyectada en la estación de s’Enllaç tenía por objeto dar cabida a los nuevos vagones electrificados que SFM tenía previsto ir adquiriendo en la renovación de la línea ferroviaria. Por otra parte, la estación de Son Rullán seguiría albergando los vagones diésel. El nuevo complejo también integraba talleres para el mantenimiento y reparación de los vagones. Su extensión total alcanzaba los 163.848 metros cuadrados y contaba con una playa de estacionamiento y maniobras con un total de 25 vías. La redacción del proyecto costó 792.825 euros y su realización habría rozado los 50 millones contando con el montante necesario para realizar las pertinentes expropiaciones de terrenos.