AAFB SFM rebaja los andenes de algunas estaciones para adaptarlos a los nuevos trenes

SFM rebaja los andenes de algunas estaciones para adaptarlos a los nuevos trenes

Publicat: 10 / feb / 2013  |  Actualitat ferroviària

La empresa pública Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) ejecuta desde hace unos días una serie de obras en diversas estaciones del corredor ferroviario con el fin de adaptar los andenes a los nuevos trenes eléctricos que fueron adquiridos por el anterior pacto de progreso con el fin de destinarlos a la abortada línea entre Manacor y Artà.

En la actualidad, las obras de adaptación se realizan en las estaciones ferroviarias de Consell y Binissalem, aunque en los próximos meses se extenderá la iniciativa al resto de terminales del corredor entre Palma e Inca que cuentan con andenes antiguos. En estas terminales los nuevos convoyes eléctricos todavía no pueden parar porque la altura de las puertas es más baja que la de los andenes. Las obras se realizarán "en función de la disponibilidad presupuestaria" de SFM, según indica el gerente de la empresa, José Ramón Orta. Al tratarse de trabajos de poca envergadura y de coste modesto (las obras de adaptación de los andenes en la estación de Inca costó 30.000 euros), no es necesario convocar concursos públicos. "Se invitan a cinco o seis empresas y se adjudican las obras a la que presenta la oferta más económica", añade el gerente.

El objetivo es "rentabilizar" los seis trenes de la marca Vossloh que debían cubrir la línea de tren-tram entre Manacor y Artà. En la actualidad, se utilizan sólo dos de estos convoyes en el nuevo servicio exprés entre Palma e Inca. "Por ello, es necesario adaptar toda la línea ferroviaria para usar los trenes", apunta Orta. Actualmente, el servicio exprés sólo realiza parada en la estación de Marratxí, que ya está adaptada.

Una vez se hayan realizado las obras de adaptación en el resto de estaciones intermedias entre Inca y Marratxí, SFM podrá incorporar los nuevos convoyes eléctricos a la línea regular que conecta diariamente la capital con el Raiguer.

Cabe recordar que la empresa pública también utilizará los nueves trenes en la línea 2 de metro que entrará en funcionamiento en el plazo aproximado de un mes. El nuevo metro conectará las estaciones de Palma y Marratxí en 14 minutos y permitirá que la línea regular también sea más rápida.