AAFB ’Sus’ al tren verde

’Sus’ al tren verde

Publicat: 15 / feb / 2011  |  Actualitat ferroviària

Hace cuatro años por estas fechas el Govern Matas se subía a la movilidad eléctrica, la del metro. La afluencia de políticos ala Intermodal es síntoma de despertar electoral. El 28 de febrero los 72 kilómetros de catenaria de Palma a S’Enllaç (36 por cada sentido) estarán instalados al 100% y la Conselleria de Mobilitat confía que a finales de mayo el servicio Palma-Inca funcione íntegramente a chispazos.

Algo menos de un año ha tardado Serveis Ferroviaris de Mallorca para adaptar la línea férrea más transitada de la Isla del diesel a la tracción eléctrica. El 6 de mayo de 2010 el president Francesc Antich y el conseller Gabriel Vicens ponían la primera piedra de la electrificación ferroviaria en la Intermodal y, si el período de pruebas (de uno a dos meses) lo permite, volverán antes de que venza la legislatura.

Hasta que la red eléctrica llegue al Llevant y a Sa Pobla, carburante y corriente convivirán en la línea férrea insular. La intención es que los expresos que conectan sólo Palma e Inca, esto es, uno de cada tres servicios, funcionen con la nueva tecnología desde su entrada en servicio.

Este período de convergencia permitirá por lo pronto reducir en un mínimo de seis minutos los trayectos de Palma a Inca. Aunque desde la dirección de obras recuerdan que el ahorro de tiempo puede ser superior, ya que la mayor capacidad de aceleración de la catenaria es una de las evidentes ventajas respecto al diesel.

La reducción de ruidos y del vaivén característico, no obstante, serán la mejor conquista a nivel de usuario. A falta de alta velocidad, llega el tren sin sacudidas ni humos.

EL NUEVO

Cuatro subestaciones

Al de Son Costa (que suministra al metro) se le suman tres transformadores: Es Caülls, Consell e Inca. En caso de fallar uno de los cuatro, el servicio funcionaría al 100%. Si el corte afectara a dosel servicio no se interrumpiría, sólo bajaría la velocidad comercial.

1500 voltios de tensión

Es la corriente de la que se nutre el pantógrafo (la percha de la catenaria) para transmitirla al motor.

Postes cada 60 metros

Más de 1.200 postes eléctricos acordonan el trayecto ferroviario a razón de un mástil cada 60 metros. En los puentes y las curvas la distancia se acorta y desciende levemente la altura de 4,5 metros a la que va tendida la catenaria.

A 120 km/h sin ruido

El vagón a diesel rara vez alcanza los 100 km/h, a tracción eléctrica se puede superar con creces la media actual.

COMPATIBILIDAD

El metro, un campo de pruebas provisional

En diciembre llegó a Palma el primer convoy eléctrico del futuro tren. Desde entonces cada mes desembarca un nuevo vagón. A estas alturas son ya cuatro las unidades del nuevo tren aparcadas en la Intermodal. A falta de la culminación de las obras de electrificación, el trayecto del metro Palma-Universitat se ha convertido en el campo de pruebas (sin gente). El sistema de tracción es el mismo que el del metro, esto es, los vagones serán intercambiables.

Tags:  Altres