AAFB Un año en vía muerta
Font original: Diario de Mallorca

Un año en vía muerta

Publicat: 5 / ago / 2012  |  Actualitat ferroviària

El ambicioso proyecto de recuperación de la línea histórica de tren Manacor-Sant Llorenç-Son Carrió-Son Servera-Artà, con posibles extensiones futuras hasta Cala Rajada o Porto Cristo, está en vía muerta. Ahora se cumple un año de la paralización de las obras. Todo apunta a que el caso llegará a los Tribunales y el Govern Bauzá sigue sin confirmar si se reanudarán o no las obras o si se impulsarán iniciativas alternativas como un corredor verde o la puesta en marcha de un bus eléctrico ecológico-turístico.
Ya en la parte final del mandato del segundo Pacte de Progrés (2007-11) las obras se ralentizaron por la falta de financiación del Gobierno central, y eso a pesar de haber sintonía política. Con la vuelta del PP al poder se optó por la suspensión de las obras.
En una reciente entrevista-chat de este periódico, el conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company (PP), criticó al segundo Pacte de Progrés: "Solo había pactado con Madrid 57,5 millones de euros y licitaron 220. Cuando nosotros [PP] llegamos al Govern, las obras del tren Manacor-Artà hacía casi seis meses que ya no se pagaban. Los irresponsables que iniciaron estas obras sin tener el dinero de Madrid han hecho que empresas lo estén pasando muy mal y han generado un desastre ecológico".
Propietarios de terrenos afectados por este proyecto apuntan que de la primera expropiación han cobrado "aproximadamente un 75%". El conflicto radica en que se hizo una modificación del proyecto que se tradujo en más expropiaciones y ocupaciones temporales. De este segundo proceso los titulares de fincas no han cobrado nada y critican la falta de comunicación-notificación por parte del Govern. Razón por la que muchos tienen la firme intención de llevar el caso a los Tribunales.

La opinión de los alcaldes
El alcalde de Sant Llorenç, Mateu Puigròs (Grup Independent de Son Carrió), sostiene: "Seguimos defendiendo el tren hasta la muerte. confiamos en que se reemprendan las obras aunque sea dentro de dos años ya que la inversión hecha es lo suficientemente importante. Además, estamos en una zona alejada de Palma y los ciudadanos están concienciados de que este tren es un medio de transporte ecológico y eficiente, a pesar de que pueda resultar un servicio deficitario, y a su vez es un reclamo turístico".
Pep Barrientos (PSOE), alcalde de Son Servera, manifiesta: "La decisión de parar las obras del tren ha sido la peor que se podía tomar, ahora tenemos un proyecto inacabado y a los vecinos divididos y sin una infraestructura de transportes necesaria para el desarrollo económico de la zona".
Jaume Alzamora, alcalde de Artà por el partido Unió d´Independents d´Artà, lamenta la situación: "Ha sido un año perdido y de mucho dinero malgastado en unas obras que generan inseguridad y dan mala imagen. Ahora tenemos el recinto de la estación, del que nos cedieron el uso, sin poder acceder y quejas vecinales por la mala imagen que dan caminos vecinales y fincas donde se acumula suciedad y ratas".
Toni Pastor, alcalde de Manacor, ha reconocido a menudo que la vuelta del tren a Manacor en 2003 ha resultado "muy positiva" para potenciar el municipio. Apoya "por solidaridad" las reivindicaciones de los otros alcaldes ya que en su momento contribuyeron a que el tren regresara a la capital de la comarca.