AAFB Un fuerte aguacero causa numerosas inundaciones y obliga a cortar el metro
Font original: Diario de Mallorca

Un fuerte aguacero causa numerosas inundaciones y obliga a cortar el metro

Publicat: 1ro / jun / 2011  |  Actualitat ferroviària

Un fuerte aguacero, que descargó en apenas dos horas 25 litros de lluvia por metro cuadrado en Palma y 47 en Marratxí, provocó ayer al mediodía numerosos incidentes, con calles cortadas, bajos inundados y el servicio del metro interrumpido entre la Plaza de España y la estación de Son Costa. Los problemas se concentraron en el Ensanche de Palma, donde las alcantarillas no dieron abasto y el nivel del agua acumulada se elevó hasta el interior de comercios y plantas bajas. El servicio de emergencias 112 recibió más de 300 llamadas relacionadas con la lluvia entre las doce del mediodía y las dos de la tarde.
La lluvia empezó a caer con fuerza sobre las doce del mediodía, y casi de inmediato comenzaron los problemas. La Policía Local realizó los primeros servicios en el túnel de Son Oliva, el paso subterráneo que cruza por debajo de la Vía de Cintura y que se inunda siempre que llueve con intensidad. Varios coches que intentaron cruzar quedaron atascados en su interior, lo que obligó a la Policía a cortar el paso mientras los bomberos achicaban con bombas el agua acumulada.
A partir de entonces los incidentes se multiplicaron. La lluvia caía con mucha fuerza y la red de alcantarillado de Palma era incapaz de absorberla. Numerosas calles del centro y el Ensanche quedaron impracticables y cientos de conductores se vieron atrapados en los atascos.
Las situaciones más graves se vivieron en las calles Eusebio Estada, Ausiàs March, Arxiduc Lluís Salvador, Aragón y Manacor. Allí las calzadas quedaron convertidas en torrentes y el agua inundó diversos comercios.
También se registraron inundaciones en Can Barbarà, Illetes y Ciutat Jardí. Entre los inmuebles que quedaron inundados estaban los colegios Santa Isabel, Son Pizà y Miquel Porcel, así como el centro comercial Macro, en el polígono de Son Fuster, y el centro de menores de es Pinaret, según informaron fuentes del 112. Las más de 300 llamadas recibidas en el centro de emergencia se referían a unos 70 incidentes distintos. La mayoría era por filtraciones de agua en comercios y viviendas, inundaciones de vías públicas y caída de objetos y árboles.
En Marratxí se inundaron varios de los túneles de la calle Cabana y en su interior quedaron varios coches aparcados.

El metro se inunda
La lluvia inundó también la estación del metro de Jacint Verdaguer, lo que provocó que el servicio quedara interrumpido entre este punto y la Estació Intermodal de la Plaza de España. Fuentes de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) indicaron que esta estación sufre un "defecto irresoluble", que hace que el agua se cuele por la rejilla de ventilación hasta las vías.
El servicio se mantuvo con normalidad entre las estaciones de la UIB y Son Costa, pero a partir de ahí los pasajeros tenían que hacer transbordo y tomar el tren hasta la Plaza de España. El servicio se mantuvo interrumpido entre la una y media y las dos de la tarde, lo que afectó a un centenar de usuarios, según SFM.
Todos los incidentes se resolvieron con rapidez a partir de las dos de la tarde, cuando el chubasco escampó y el sistema de alcantarillado fue tragando el agua acumulada en las calles.
En Calvià, en la zona de es Burotell, un rayo provocó un incendio que afectó a unos 200 metros cuadrados de pinar.