AAFB Vicens revisará en Valencia las primeras unidades del Tren-Tram de la línea Manacor-Artá
Font original: LibertadBalear

Vicens revisará en Valencia las primeras unidades del Tren-Tram de la línea Manacor-Artá

Publicat: 9 / ene / 2011  |  Actualitat ferroviària

El consejero de Medio Ambienten y Movilidad, Gabriel Vicens, se desplazará el próximo lunes a Valencia, para visitar la empresa Vossloh que trabaja en la actualidad en la construcción de las primeras unidades del Tren-Tram destinadas a la línea Manacor-Artá, según informó el mismo organismo autonómico.

Vicens viajará a Valencia acompañado por el cogerente del SFM (Serveis Ferroviaris de Mallorca), Bartomeu Gual, y alcaldes y representantes de los pueblos que se verán afectados por la reapertura de la línea férrea del Levante.

Una vez realizada la presentación técnica de la empresa el director de la empresa Vossloh, acompañará al consejero y a las autoridades asistentes en una visita a las instalaciones de la fábrica en la que sus directivos y técnicos presentarán las primeras unidades del Tren-Tram para la línea de Levante, que “ya están montadas y a punto de ser enviadas a Mallorca”.

Adjudicación del proyecto

Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM), empresa pública adscrita a la Conselleria de Mobilitat del Govern de les Illes Balears, ha encargado a Vossloh España el desarrollo y construcción de seis unidades del Tren-tram para la línea Manacor-Artà. La primera unidad de este tren eléctrico que combina la circulación interurbana y urbana entrará en servicio a principios del 2011. Vossloh España, compañía con sede en Albuixech (Valencia) especializada en el diseño y desarrollo de material ferroviario, igualmente se hará cargo del mantenimiento de los trenes por un periodo de 3 años, que pueden ser prorrogables hasta un máximo de dos ejercicios.

Cada unidad de Tren-tram (compuesta por la serie motor-remolque-motor) que prestará servicio entre Manacor y Artà tendrá una longitud de 37 metros, una anchura de 2,55 metros, capacidad de 317 pasajeros y alcanzará una velocidad de 100 km/h, que se reducirá a 30 en las zonas urbanas. A diferencia de los trenes convencionales de cercanías, la aceleración y desaceleración del Tren-tram es mucho más rápida y también tiene mayores posibilidades de circular por curvas de radios mínimos.

De las características del Tren-tram destacan el aprovechamiento de la infraestructura existente (utiliza las vías convencionales de los trenes de cercanías y de los tranvías), el confort y la accesibilidad. En este sentido, las plataformas de acceso son de ‘tipo bajo’ y la amplitud de las puertas es mayor que en un tren convencional, lo que facilita la accesibilidad de personas con movilidad reducida. Tanto las cabinas como las áreas de pasajeros disponen de climatización. También habrá áreas específicas para dejar las bicicletas.

En cuanto a la seguridad, el Tren-tram dispone de todos los elementos necesarios y un equipamiento de última generación. Otro de los aspectos mas destacables del Tren-tram es el respeto de estas unidades por el medio ambiente con recuperación de energía; cuenta con suspensión neumática y presenta unos niveles de ruido muy bajos debido al uso de ruedas elásticas.