AAFB Es Furgó Correu 24

Es Furgó Correu 24

Publicat: mar / 2005  |  Es Furgó Correu

Desde que en 1964 se desguazaran intencionadamente los últimos simbolos de intensa actividad ferroviaria como fueron las máquinas de vapor en aras a una deficitaria red ferroviaria mallorquina y que a punto estuvo entre los años 80 y 90 de
hacer desaparecer el ferrocarril en nuestra comunidad, no habiamos estado tan cerca como lo estamos hoy de ser una de las comunidades autónomas con más auge en cuanto a pasajeros en aumento.

El 2004 de nuevo ha batido el record en este sentido con 3.101.282 de usuarios del tren, y va en aumento por la sencilla razón de que nuestra comunidad y concretamente Mallorca necesita dar salida a una concienciación cada vez más
definida de lo que significa el transporte público y la mobilidad de los ciudadanos, comprobada la saturación a la que están llegando todas las islas de transporte privado, y reconocida plenamente por todas las fuerzas políticas de nuestra comunidad.

Es hora pues de actuar y en este sentido nos encontramos con diferentes planes capaces de dar solución a este gran problema que sufrimos; hace pocos meses la Conselleria d’Obres Públiques del Partido Popular presentó su Plá de Transports de Balears cuyas inversiones en la expansión del ferrocarril podría marcar un hito en la historia de la comunidad en cuanto a este tipo inversiones, seguramente con reflejos de precedentes anteriores de signo político distinto, pero en definitiva un buen plan que plantea un futuro claro para el tren balear.

En diciembre del 2004 se nos hizo el regalo de Navidad de un ambicioso Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (PEIP2004) por parte del PSOE, en donde se plantea la famosa telaraña ferroviaria española, también con precedentes
anteriores de distinta sigla política, pero que en definitiva significa una apuesta firme hasta el 2020 de inversiones en ferrocarril que también marcará un cambio sin precedentes para este transporte..., aunque sin inversiones para Baleares y Canarias.¿Por qué?

La pregunta que nos hacemos los ciudadanos es evidente; si todas las fuerzas políticas hacen del tren una apuesta futurista y necesaria hasta el punto de asegurar con planes
la puesta en marcha de sus proyectos, ¿porqué no se unen para llevar a cabo juntos estos planes?. ¿porqué esa lucha de poder teniendo como tienen puntos comunes?. La sensación que tenemos los ciudadanos usuarios del tren con toda esta política de
intenciones en el tema del transporte público, es la de sentirnos victimas manipuladas por los intereses partidistas, un sentimiento que en esencia se une a otros ya declarados, como el denunciado en la Comisión del 11M por la victimas del
terrorismo, una sensación que sin duda, no beneficia a nadie, pero eso es lo que hay.

Ahora la piedra está en sus tejados; den soluciones.

Tags: